¿Eres un emprendedor? Descubre qué tipo eres

Tipos de emprendedores

Aunque hoy en día suena más que nunca el término “emprendedor”, quizás te sorprenda saber que ya tiene más de 200 años. Y, como vemos, está más vigente que nunca. Pues, hay una gran cantidad de personas dispuestas a diseñar, crear y administrar nuevos negocios. 

En el mercado hay muchos emprendedores, de diferentes tipos. Algunos enfocados a un sector en específico. Lo cierto es que cada uno tiene habilidades que los lleva a plantearse un proyecto, desarrollarlo y obtener un beneficio de él.

¿Eres un emprendedor? Entonces sabrás que, aunque no es un camino fácil, es un recorrido lleno de retos y oportunidades. Veamos qué tipo eres y a cuál perfil se adaptan tus habilidades.

¿Qué es ser emprendedor?

La mejor definición que le podríamos dar a un emprendedor es: aquella persona con visión de negocio, que pone en marcha sus ideas y establece acciones concretas para lograr sus objetivos. 

De esta forma, entendemos que un emprendimiento implica pasar la barrera de los sueños y convertir un proyecto en realidad. 

Además, un emprendedor es aquella persona que analiza las necesidades del mercado y crea una idea a partir de ello. Procurando que el producto o servicio que desea poner en marcha llegue a determinado público.

Podríamos decir que un emprendimiento surge desde una idea emergente, a través de un producto o servicio.

Al igual que una empresa, tiene sus riesgos y requiere de las decisiones correctas para que sea sostenible en el tiempo.

Algunas de las características de los emprendedores son:

  • Creatividad.
  • Desarrollo de proyectos nuevos que pueden revolucionar un mercado.
  • Motivación.
  • Son visionarios, buscan los medios para cumplir sus proyectos.
  • Tienen habilidades de liderazgo.
  • Confianza y responsabilidad.
  • Facilidad para adaptarse a los cambios.

¿Cuáles son los tipos de emprendedores?

Hay muchos tipos de emprendedores. Y cada uno de ellos tiene características especiales, y muy particulares, que parten desde sus propias iniciativas, de su visión.

Generalmente, en el mercado nos encontramos con estos tipos de emprendedores:

Emprendedor en el área social

Son personas que desarrollan un proyecto que tiene como misión el área social. Así, puede ser un tipo de emprendedor que se inclina hacía negocios sostenibles, que contribuyen con el medio ambiente y la sociedad. 

Emprendedor digital

Este emprendedor establece un negocio de manera online. Se trata de un área que ha tenido mucho auge en los últimos tiempos y que contribuye a la transformación digital.

Hay muchas áreas en las que se desenvuelve, llevando a cabo proyectos digitales que se relacionan, en gran medida, con el marketing online. 

Emprendedor asociado

Son emprendedores que están en una especie de asociaciones que no funcionan como empleados. Así, el profesional forma parte de un grupo de trabajo y colabora con el logro de objetivos. 

Emprendedor de franquicia

En esta categoría nos encontramos con emprendedores que desarrollan sus actividades a través de franquicias. Quienes, además de poner en marcha sus negocios, dejan abierta la oportunidad para que otros profesionales se unan a la marca y paguen una tarifa por ello.

La visión de expansión de los negocios, así como su escalabilidad, ayuda a que se desarrollen las ideas de franquicias.

Emprendedor especializado

Comprende a los tipos de emprendedores que se especializan en un sector en particular. Suelen generar un impacto en el mercado y también son muy buscados.

Por lo general, utilizan sus conocimientos para desarrollar proyectos relacionados con sus habilidades.

Emprendedor multi tareas

En esta sección, se encuentran los profesionales que desempeñan diferentes roles a la vez. Es decir, comprende un multi-sector con proyectos que pueden relacionarse entre sí (o no).

Las habilidades de estos emprendedores le permiten avanzar con diferentes negocios y mantener el enfoque en ellos.

Emprendedor por accidente

En ocasiones, las mejores ideas surgen de descubrimientos inesperados. Y es aquí donde aparecen los emprendedores por accidente, aquellos que no tenían planeado convertirse en uno, pero encontraron un negocio atractivo y lo desarrollaron.

Recordemos que Zuckerberg desarrollo su idea de Facebook mientras ayudaba a sus compañeros de estudio. 

Emprendedor inversionista

Suele estar en una constante cacería de proyectos para invertir. Busca ideas que pueden ser rentables y aporta el dinero para desarrollarlas. 

No se encarga de dirigir el negocio, aporta el capital para que este se lleve a cabo. A cambio, recibe ganancias.

Emprendedor innovador 

Este tipo de emprendedores está en la constante búsqueda de soluciones accesibles. Hace de un problema, una oportunidad. Desarrolla ideas de largo alcance, que puedan atacar una necesidad.

Cumple con las características de una persona que se adapta a los cambios y está en la constante búsqueda de tendencias. Utiliza las diferentes plataformas digitales para mantenerse en constante aprendizaje.

¿Eres un emprendedor o un empresario?

Es normal que surjan dudas con respecto a si eres un emprendedor o un empresario. La verdad es que no siempre se da el caso donde el empresario es un emprendedor, o al revés. Estas son las razones:

Objetivos

Un empresario busca que su negocio sea estable. Genere suficientes ingresos y sus finanzas estén en orden.

El emprendedor, además de buscar los mismos objetivos, procura enfocarse en cumplir la visión del negocio. Tomando en cuenta la innovación y estableciendo acciones para concretar su proyecto.

Actitud

Un empresario suele delegar tareas. Tener un equipo más grande y dejar en manos de directivos las operaciones. Monitorea cada cierto tiempo cómo va el negocio y analiza las acciones.

Un emprendedor, sobre todo si está comenzando, busca armar un equipo de trabajo que lo ayude y comparta su misma pasión por los proyectos. Suele estar constantemente analizando y revisando los procesos para que los objetivos lleguen a donde espera.

Visión del mercado

Aunque un empresario y un emprendedor tienen una visión acerca de su negocio, muchas veces ocurre que los empresarios se centran más en los resultados financieros. 

Por su parte, el emprendedor, comprende la importancia de sus ingresos, pero también procura posicionar su marca. Se centra en el acompañamiento y el desarrollo del negocio durante las diferentes etapas, procurando darle visibilidad y marcar la diferencia.

Muchos emprendedores están en la constante búsqueda de oportunidades. De esta forma, escanean nuevos horizontes y analizan si es una buena opción para desarrollar sus talentos y poner en marcha sus ideas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.