La flexibilidad empresarial: estrategias para la supervivencia de tu negocio

La flexibilidad empresarial: estrategias claves para la supervivencia de tu negocio

Crisis financieras, guerras y pandemias… Son escenarios que nos han acompañado en los últimos tiempos, panoramas que han traído consigo muchas enseñanzas. Y si aplicamos lo aprendido al área de los negocios, podemos entender la importancia de la flexibilidad empresarial. 

Si tu marca es capaz de adaptarse a las nuevas realidades, podrás seguir un modelo ágil y flexible. Con acciones orientadas a los objetivos y no centradas en políticas empresariales. A continuación, te mostramos cómo conseguir esa flexibilidad empresarial de la que depende tu supervivencia.

¿Qué es la flexibilidad empresarial?

Ser flexible, en términos empresariales, es entender los diferentes panoramas que se pueden presentar y ajustarse a ellos. Comprende una participación activa del mercado y la agilidad de responder frente a las modificaciones del entorno.

Pero, ¿por qué poner en práctica la flexibilidad empresarial? La principal razón es la ventaja competitiva que tendrá tu negocio al ajustarse a un mercado que cambia y está expuesto a factores externos que pueden desestabilizar cualquier negocio.

La flexibilidad empresarial vs. el concepto tradicional

Si retrocedemos un poco, veremos el concepto tradicional. Aquel que se centra en un control estricto de procesos y horas productivas. Por ejemplo, los empleados que están en un puesto de trabajo por ocho horas, tengan o no actividades pendientes. 

Ahora bien, una gestión moderna y flexible, ofrece políticas que se adaptan a los cambios. Manteniendo la comunicación con todo el equipo de trabajo y con un monitoreo de las actividades, sin caer en los límites del control excesivo.

Características de una empresa flexible

Un negocio que aplique la flexibilidad empresarial, tomará en cuenta los objetivos antes que un seguimiento estricto de los procesos que, en ocasiones, son innecesarios y conllevan a tareas robóticas.

Podemos encontrar las siguientes características en un negocio flexible:

  • Crea metas en torno a la productividad.
  • Toma en cuenta las necesidades de su equipo de trabajo.
  • Promueve un espacio de trabajo donde la prioridad es lograr los objetivos. 
  • Ofrece mejoramiento profesional.
  • Analiza los diferentes escenarios y elige aquel que más le convenga, así no se encuentre establecido dentro de sus políticas.
  • Tiene herramientas de automatización para agilizar las diferentes tareas.
  • Apoya el teletrabajo.

¿Qué implica la flexibilidad empresarial?

Para que puedas comprender lo que implica la flexibilidad empresarial es necesario entender sus diversas formas, las cuales son:

La flexibilidad estratégica

Es la capacidad que tiene la empresa de responder rápidamente a los cambios que surgen en el entorno, De esta forma, se ajusta a la participación activa del mercado.

La flexibilidad organizativa o estructural

No siempre se debe mantener la misma estructura organizacional, ya que en el camino pueden surgir cambios. Aquí, una empresa flexible es capaz de adaptar el entorno a las diferentes tareas y canales.

Veamos un ejemplo: un negocio que debe adaptarse a la presencia digital, pero no tiene un personal capacitado para ello. Por lo tanto, tendrá que ajustarse y buscar un personal que se encargue de las nuevas tecnologías.

La flexibilidad productiva

Está bien tener una planificación de producción, pero ¿qué pasa si surge una oportunidad para vender más en una época especifica? Si este escenario se presenta, tendrás que estar preparado para aumentar tu capacidad productiva. 

Ya sea que debas lanzar nuevos productos, tengas un negocio estacional, o algún agente externo aumente la demanda del mercado. 

La flexibilidad laboral

Llegamos a uno de los puntos más difíciles de poner en marcha, ¿sabes por qué? Hemos arrastrado una modalidad de trabajo que exige una cantidad de horas por día. Sin tomar en cuenta los resultados. 

Claro está, no todos los modelos de negocio pueden optar por el teletrabajo, pero sí es posible poner en marcha un plan de rotación. 

La idea es que los objetivos estén por encima de los conceptos tradicionales adaptados a horarios fijos. La razón de esto es porque puedes poner a una persona frente a un ordenador por ocho horas al día, pero no siempre rendirá durante ese período en particular.

¿Por qué es importante poner en marcha la flexibilidad empresarial?

La flexibilidad empresarial te permite obtener un mejor posicionamiento a nivel competitivo en un mercado en particular. 

Implementar esta cultura de flexibilidad, te hará capaz de adelantarte a situaciones futuras y ajustar todos los recursos de la empresa.

 Poner a funcionar esta modalidad te ayudará a:

Promueve la eficiencia

Redefinir con frecuencia las políticas de una empresa te permite detectar nuevas y mejores formas para desempeñar tus funciones y apoyar lo referente a la innovación. 

El transcurrir del tiempo te permitirá alcanzar la eficiencia, lo que se traduce a beneficios más elevados.

Prepara a la empresa para los desafíos

Una empresa rígida y mecánica no conseguirá adaptarse y fallará cuando se encuentra ante un desafío. 

En cambio, una empresa con flexibilidad se adaptará a los cambios, aceptará que el cambio es algo inevitable y se preocupará por obtener los conocimientos para poder elevar al máximo la competitividad.

Aumenta la fuerza laboral

Al implementar una estructura flexible, tendrás a un equipo capaz de manejar diversos retos, lo que genera una empresa mucho más efectiva. 

Por otra parte, un gerente rígido obliga a sus trabajadores a efectuar actividades en áreas en las que no tienen experiencia; sin tomar en cuenta los resultados.

Horarios flexibles

Una empresa con una cultura flexible, le otorga a sus trabajadores una gran variedad de alternativas que les facilitan su rutina diaria y les permite cumplir con los compromisos adquiridos.

Ideal para aquellos empleados que tienen familia u otras responsabilidades que le exigen tiempo. Esta facilidad, crea en él un sentido de lealtad hacia la empresa.

¿Cómo poner en marcha el sistema flexible en tu negocio?

Cumplir con los objetivos es la prioridad

Una estructura laboral tradicional exige el cumplimiento total del horario y de los protocolos. Pero actualmente, es más rentable aplicar cierta flexibilidad empresarial basándose en alcance de los objetivos, permitiendo una mayor libertad organizativa en los empleados.

Tu equipo de trabajo se sentirá más motivado y tendrá otra perspectiva, debido a que él mismo será quien gestione sus tareas siempre y cuando cumpla con los objetivos planteados.

Organiza horarios flexibles

La flexibilidad en el horario laboral es uno de los aspectos más solicitados; y que al mismo tiempo permite obtener mejores resultados.

 ¿Cómo poner en marcha este plan? Planifica horarios para cada departamento. Aplica un sistema de rotación, tomando en cuenta las habilidades y necesidades de los integrantes.

Pon en marcha el teletrabajo

No todos los puestos de trabajo necesitan a un empleado en el establecimiento. Así que puedes ofrecer una combinación de las dos modalidades. 

¿Cómo tener éxito con este plan? Tomando en cuenta la productividad y buscando herramientas de gestión de tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.