El royalty de una franquicia: ¿qué es y cómo se calcula?

El royalty de una franquicia: ¿qué es y cómo se calcula?

Para poder invertir en una franquicia, es necesario pagar una serie de tasas que forman parte del modelo de negocio, entre ellas está el royalty de una franquicia. Así que, si quieres convertirte en un franquiciado, es conveniente conocer todo sobre este desembolso.

En una franquicia, como en cualquier otro negocio, es necesaria una inversión inicial, en la que se debe incluir los gastos del acondicionamiento del local, la compra de los equipos, el canon de entrada o el royalty.

Se trata de uno de los gastos que debe ser considerado al momento de tomar la decisión de invertir. La recomendación es que, antes unirte a este modelo de negocio, conozcas qué es, cómo funciona, de qué forma se realiza el cálculo y los elementos que intervienen. Los mencionamos a continuación.

¿Qué es el royalty de una franquicia?

El royalty de una franquicia es un pago que se hace de manera periódica por el derecho de explotación de una marca. Se trata de una cuota que el franquiciado de pagar para recibir los beneficios de la marca, este puede ser fijo, variable o mixto.

No siempre aplica esta tarifa, todo dependerá de la franquicia, el sector, la rentabilidad de sus productos o servicios, y su metodología de trabajo. Así que, en ocasiones, el franquiciador decide no cobrar el royalty de franquicia

Normalmente, este pago no es necesario cuando la casa matriz obtiene suficientes ingresos, y un buen margen de ganancias del producto que es comercializado por el franquiciado.

¿Cuánto y cómo se paga el royalty de una franquicia?

El pago del royalty de una franquicia puede ser mensualmente, trimestralmente o anual. Por lo general, el desembolso de dinero por parte del franquiciado se hace de forma mensual.

Para definir esta cantidad, se pueden emplear diversas fórmulas:

  • Aplicando un porcentaje por encima de las ventas o los ingresos del franquiciado, el cual, normalmente, varía entre un 0,5% y un 10%;
  • Estableciendo un importe fijo, puede ser el mismo mientras dure la franquicia, o también puede variar progresivamente.
  • Aplicar una combinación de ambas fórmulas.

Elementos que se deben tomar en cuenta para calcular el royalty de una franquicia

No existe una fórmula concreta para calcular el royalty de una franquicia, pero, generalmente, para determinar este gasto se deben considerar una serie de aspectos como los siguientes:

Variabilidad

La tasa del royalty puede ser una cantidad muy variable. Por lo general, los importes oscilan entre el 1% y el 10% de la facturación del franquiciado.

En la mayoría de los casos, esta cantidad se sitúa entre el 3% y el 5%.

Punto óptimo

Si el cálculo se efectúa de forma precisa, se puede llegar a determinar el punto óptimo de royalty para cada una de los negocios que conforman la red de franquicias, logrando el franquiciador cobrar un royalty diferente, en empresas que pertenecen al mismo sector.

Valores que intervienen

  • Coste directo por prestación continua del servicio al franquiciado.
  • El valor que el franquiciado da al servicio central, enfocándose en los ingresos y costes.
  • Desarrollo de la cadena, relacionada con la estructura central del franquiciador.
  • El nivel de rentabilidad del franquiciado.
  • En nivel de rentabilidad del franquiciador.

Elementos que incluye el royalty

Los elementos que, normalmente, se incluyen en el royalty de una franquicia son los siguientes:

  • Los costes asociados a la exclusividad de una zona geográfica.
  • El soporte técnico proporcionado por el franquiciador.
  • La investigación llevada a cabo por la empresa central; con la finalidad de generar nuevos productos, procedimientos de gestión, entre otros.
  • El coste relacionado con el lanzamiento de productos.
  • El marketing general de la marca, el cual abarca las acciones de marketing a nivel nacional para obtener una mejora en el branding. En cuanto a las campañas locales, estas deben realizarse por iniciativa de cada tienda o local.
  • La central de compras de productos/servicios es la encargada de negociar con los proveedores todo lo relacionado con los precios y condiciones.
  • La capacitación constante, brindada por la empresa franquiciadora, la cual normalmente consta de conferencias, cursos y visitas.
  • Y otros elementos más concretos que dependen de cada sucursal de la franquicia.

El royalty y los gastos generales 

Es importante mencionar que, cuando se trata de una red de franquicias, se deben establecer cálculos relacionados con los gastos de una manera indirecta; es por ello que se utiliza el sistema de royalties.

Recordemos que en un modelo de negocio tradicional, existen diferentes puntos de venta, que pueden estar distribuidos en distintas localizaciones geográficas. La forma de manejar las partidas aquí es por medio de la repartición de gastos en sucursales.

Tipos de royalties de franquicias

Royalty de Explotación

Se trata de una cantidad que el franquiciado debe pagar de forma periódica al franquiciador por concepto de prestación de servicios que la empresa matriz efectúa en beneficio de su red.

Estos van a depender del tipo de franquicia y del sector donde desarrolle sus actividades.

Por ejemplo, entran en esta categoría el mantenimiento de software de gestión, el soporte y el asesoramiento constante, la capacitación, entre otros.

Royalty fijo

Es el establecimiento de una cantidad fija de ingreso por parte del franquiciado. Este tipo de royalty puede ser empleado en estos casos:

  • Cuando resulta complejo especificar la cifra de ventas del franquiciado; o si esta cifra de ventas está conformada por ingresos provenientes de diferentes vías con márgenes diversos.
  • Cuando por parte del franquiciado se retribuye una prestación, la cual es valorada de forma sencilla y estable.

Royalty variable

Son aquellos que se determinan basándose en un porcentaje por encima de alguna partida en específico.

La más comúnmente utilizada es sobre las ventas del franquiciado. En las cadenas de franquicias, esta suele ser la obligación financiera más frecuente.

Por lo general, retribuye los servicios asistenciales y resto de prestaciones otorgados por el franquiciador al franquiciado.

Royalty mixto

Es el porcentaje de pago establecido sobre una partida específica. Y, al mismo tiempo, se conoce como la cantidad mínima de pago de forma preventiva. Este tipo de royalties se caracteriza por no ser muy frecuente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.