¿Qué es un contrato de franquicia y cuáles son los elementos esenciales que debe tener?

¿Qué es un contrato de franquicia y cuáles son los elementos esenciales que debe tener?

Al momento de realizar cualquier acuerdo, de cerrar un negocio o inversión, es importante contar con los documentos que garanticen los derechos de las partes que intervienen. Y en el caso de que quieras convertirte en un franquiciado, tendrás que firmar un contrato de franquicia, ¿sabes qué es?

No necesariamente tienes que ser un experto en el área legal para entender todos los términos que se establecen en los contratos de franquicias, pero sí es conveniente que conozcas de qué trata, los elementos que contiene y las cláusulas que conllevarán a una negociación segura.

No todos los contratos de franquicia son iguales, estos varían de acuerdo al sector donde se desarrolla, su metodología de trabajo, y términos de confidencialidad. Pero hay algunos aspectos que, generalmente, se mantienen. Los mencionamos a continuación.

¿Qué es un contrato de franquicia?

Un contrato de franquicia es un documento escrito en el que una de las partes (empresa franquiciadora) le proporciona a la otra (franquiciado), el derecho a implementar su modelo de negocio a cambio de una remuneración.

Ahora bien, ¿quién es el encargado de gestionar el contrato? Debe ser desarrollado dentro del ámbito de la cadena de franquicias; es decir, el franquiciador.

Su objetivo es que determinados productos o servicios sean los comercializados por el franquiciado, quien tiene el derecho y la obligación de emplear el logotipo y la marca del franquiciador, así como el uso de otros derechos de índole intelectual, y el know-how.

Ventajas del contrato de franquicia

Un contrato de franquicia puede llegar a proporcionarte una serie de ventajas, entre las que podemos mencionar:

Contribuye a la administración de los derechos

Es más sencillo administrar los derechos de propiedad industrial o intelectual relacionados con la marca, nombres comerciales, diseños, derechos de autor, know-how, publicidad; y todo aquello que aporte al crecimiento del negocio del franquiciado.

Disminuyen los riesgos

Al adquirir un modelo de negocio, cuyo funcionamiento ha sido comprobado en el mercado, se disminuye el riesgo e incertidumbre.

Existe claridad en los acuerdos

El franquiciado obtiene acceso total a la experiencia, know-how, conocimientos y tecnología del franquiciador.

También deja claro cómo será el proceso de formación inicial en la que se imparten los procedimientos del modelo de negocio que se desea reproducir.

En el contrato se estipula los aspectos relacionados con el acceso a las campañas publicitarias y a los diferentes métodos de difusión.

Tipos de contrato de franquicia

Franquicia industrial o de producción

En este tipo de contrato, el franquiciado obtiene el derecho a fabricar los mismos productos que hace la empresa franquiciante.

Franquicia comercial o de distribución

Se establece que el franquiciado obtiene el derecho de vender productos específicos, los cuales pueden ser elaborados tanto por el franquiciador o por terceros. Ya sea que estén relacionados, jurídica o económicamente.

Franquicia empresarial o de servicios

Este documento establece las cláusulas relacionadas con el derecho del franquiciado a ofrecer los mismos servicios brindados por el franquiciador.

Elementos importantes del contrato de franquicia

Precontrato

Es muy común, que antes de firmar un contrato de franquicia, se recurra al precontrato.

Funciona como una opción de compra de la franquicia para el futuro franquiciado. Se realiza con la finalidad de permitir a las partes desarrollar ciertas funciones y estudios, y se otorga previamente al contrato definitivo.

Aparte del término precontrato, este tipo de documento también es conocido como contrato de reserva o acuerdo de intención.

Para el franquiciado, representa la oportunidad de integrarse a la cadena de franquicias, a través de la explotación de un centro operativo dentro de un mercado que debe ser determinado previamente.

Duración

Dentro de un contrato de franquicia se debe especificar la duración del mismo. Por lo general, este tiempo suele ser entre cinco y diez años. Es probable que exista la posibilidad de prórroga o renovación.

La prórroga automática, normalmente, se considera en contratos que tengan una duración por debajo de los diez años. 

Por su parte, generalmente, en los contratos en los que su duración se establece por más años, no se admite la renovación.

Además, en ocasiones, la franquicia puede pactarse por un tiempo indefinido, en este tipo se determina previamente el derecho de denuncia unilateral para ambas partes.

Obligaciones

Tanto el franquiciador como el franquiciado, deben cumplir con una serie de obligaciones, las cuales están especificadas en el documento.

Las principales obligaciones que un franquiciador debe cumplir son:

  • Proporcionar el know-how.
  • Otorgar exclusividad territorial.
  • Autorizar la utilización de sus marcas y logotipos.
  • Proporcionar los manuales de operación de la franquicia.
  • Impartir instrucciones de cómo relacionarse con terceros, proveedores y clientes.
  • Aplicar un plan de marketing y/o utilización de las diferentes redes sociales con el fin de promocionar los productos y/o servicios.
  • Invertir en campañas publicitarias.
  • Adaptar el software, tomando en cuenta las necesidades de la franquicia;
  • Dar cumplimiento a la normativa vigente que regule los diversos aspectos que permiten el desarrollo del negocio.

Por su parte, las obligaciones del franquiciado consisten en:

  • Hacer los pagos correspondientes para poder tener acceso a la franquicia;
  • Pagar periódicamente la regalía, la cual se calcula basándose en las ventas netas del local.
  • Seguir los estándares de calidad establecidos por el franquiciador.
  • Hacer uso de la marca siguiendo los parámetros acordados en el contrato.
  • Cumplir con los requerimientos de formación y entrenamiento.

Cláusula de confidencialidad

También se debe especificar una cláusula de confidencialidad, en la que se establece que toda información relacionada con el negocio debe ser guardada y no divulgada.

El know-how del franquiciador

El know-how del franquiciador no debe ser transmitido en el documento. Pero en él, sí se debe establecer la obligación por parte del franquiciador de darlo a conocer a su franquiciado.

También indica los elementos del mismo que serán utilizados para lograr la transmisión de dicho material.

Zonas de exclusividad

La zona de exclusividad se refiere al área o ubicación asignada al franquiciado por el franquiciador.  En esta parte del escrito, se establece el derecho del franquiciado a explotar su negocio. 

Con esta cláusula se busca dar la garantía al franquiciado de que no tendrá competidores directos en la zona en la que estará ubicado.

Términos financieros

En un contrato de franquicia deben estar establecidas de forma clara y precisa las contraprestaciones económicas entre ambas partes. 

Entre las más comunes están: el derecho de entrada o canon de entrada (pago único por parte del franquiciado para formalizar el contrato) y los royalties (pagos mensuales que se realizan por el derecho de uso de marca y como contribución publicitaria).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.