¿Qué son las neuroventas y cómo usarlas en tu negocio para vender más?

¿Qué son las neuroventas y cómo usarlas en tu negocio para vender más?

¿Sabías que más de un 80% de las compras se realizan de manera inconsciente? En efecto, y esto se debe a cómo tu cerebro responde. De esta forma, las neuroventas se convierten en un poderoso instrumento que, mediante una combinación de códigos, puede convencer a los consumidores de comprar tu producto o servicio.

Seguramente has notado la gran cantidad de estrategias publicitarias que abundan en el mercado. Interactuando en un constante bombardeo de información. Pues, precisamente esas técnicas van dirigidas a conquistar a los consumidores que están allí.

Ahora mismo, hay muchas personas buscando un producto o un servicio, con una necesidad. Esperando despertar una emoción. ¿Qué puedes hacer al respecto? Entender un poco más el comportamiento de nuestro cerebro.

¿Qué son las neuroventas?

El concepto de neuroventas tiene su origen en 1970. Cuando el neurocientífico estadounidense, Paul D. McLean, realizó un estudio en el que exploró la relación que hay entre la estructura del cerebro humano y el proceso de tomar una decisión al momento de efectuar una compra.

La explicación del neurocientifico es que el cerebro humano está dividido en tres partes, y cada una de ellas cuenta con funciones específicas:

  • Instinto de supervivencia: el cerebro reptil, el más primitivo, promueve la compra por instinto. Por lo tanto, corresponde al sistema de supervivencia. Procura superar los retos y se encarga de cumplir con funciones vitales; suele ser resistente al cambio.
  • Lado emocional: promueve la compra por emociones. El cerebro límbico es el que procesa la información que recibimos en forma de emociones, aquellas que intervienen en la toma de decisiones.
  • Lado racional: es la parte del cerebro llamada córtex. Determina las compras raiconales. Se encarga de que la información sea procesada de una forma lógica. 

Tomando en cuenta lo anterior, las neuroventas proponen el análisis del cerebro reptiliano y el límbico, ¿por qué razón? Según los estudios, son los que se encargan de generar un estimulo hacia la compra, ya sea por emoción o necesidad.

Cómo usar las neuroventas para vender más

Podemos recurrir a las diferentes estrategias de ventas. Pero la principal diferencia con las neuroventas es que estas nos ayudarán a enviar el mensaje correcto a la parte del cerebro responsable de tomar la decisión.

Con la ayuda de los códigos, nos conectaremos con el cerebro del futuro comprador, la intención es que concrete una compra. Si queremos que esto suceda hay que tomar en cuenta qué debemos activar para que una venta se logre. Aquí unas recomendaciones:

Crear conexiones emocionales

Para que un cliente realice una compra, es esencial que se sienta identificado con la marca. Así, puedes optar por narrar una historia o realizar un discurso.

Esto puede ser muy útil para que logres crear una conexión emocional con los consumidores. Quienes, al mismo tiempo, se sentirán identificados con los valores de tu empresa.

El objetivo de esta estrategia es que tus clientes se sientan confiados. Como resultado, habrá menos objeciones al momento de concretar la compra. Recordemos que como seres humanos, las emociones pueden ser determinantes al momento de tomar una decisión.

Despierta la necesidad en los consumidores

En muchos casos, los consumidores no saben que necesitan un producto o servicio. No lo saben hasta que aplicas las neuroventas y le haces ver que lo que ofreces es necesario para su vida.

Así que puedes hacer que el consumidor se proyecte con el servicio o producto que le estás ofreciendo, de tal manera que crees una necesidad.

Determinar a quién te diriges: hombre o mujer

La idea de que determines si quieres dirigirte a hombres o mujeres es importante. Lo que sucede aquí es que, por lo general, los hombres requieren de menos cantidad de palabras y explicaciones para decidirse a comprar. 

Mientras que para aplicar las neuroventas, en las mujeres, se debe contar con mucha paciencia y mayor cantidad de contenido. Esto se debe a que requieren de más información para sentirse decididas a comprar.

Que tus productos lleven implícito un significado simbólico

Dentro de las neuroventas, cada producto o servicio posee un valor simbólico, y para poderlo transmitir a tus clientes será necesario que conozcas cuál es. 

Por ejemplo, un anillo de graduación está lleno de un simbolismo inmenso porque representa todo el esfuerzo que alguien hizo para poder obtener una carrera profesional.

Activar los sentidos de los consumidores

Siempre que te sea posible, trata de que tus clientes experimenten tus productos o servicios. Si tienes una tienda de ropa, que se tomen fotografías y prueben los diferentes atuendos.

Entre las estrategias de las neuroventas está activar los sentidos de los consumidores, y esta se desarrolla proporcionándoles una pequeña muestra de lo que podrían tener.

Códigos que puedes implementar para generar emociones en tus clientes

Antes que nada, veamos qué son los códigos reptilianos: son aquellos que, a tráves del subconsciente, promueven una acción. 

Tomemos por ejemplo al instinto básico de comer: si queremos ir a un restaurante, seguramente elegimos aquel que nos gusta, que nos da placer. Y si utilizamos el raciocinio, tal vez nos inclinemos en una opción economica o más saludable. 

En el anterior ejemplo, podemos ver cómo el cerebro reptil y límbico interfieren en la toma de decisiones.

Ahora bién, ¿qué códigos podemos utilizar para generar estas acciones? Lo haremos tomanto en cuenta lo que necesita el cliente de ese producto para sobrevivir; y la manera cómo generarás una emoción agradable en el inconsciente de tus clientes.

La siguiente lista, contiene ejemplos de los códigos reptiles que puedes aplicar, con el propósito de generar sensaciones a tus clientes de acuerdo al tipo de negocio:

  • Libertad: tienda de coches o motocicletas, venta de bicicletas, ropa deportiva.
  • Exploración: negocios relacionados con el turismo. También puede ser los paquetes de suscripción por streaming, paquetes de televisión o internet.
  • Placer: servicios relacionados con el cuidado personal, como un spa, servicios faciales, viajes, restaurantes.
  • Trascendencia: negocios de inmuebles, inversiones, franquicias, academias.
  • Pertenecer: marcas exclusivas, autos de lujo, membresias a hoteles o discotecas.
  • Control: alquiler o venta de inmuebles, áreas privadas para la recreación.
  • Retos: tienda de artículos deportivos, academias en línea, instuciones educativas.
  • Poder: venta de joyas, casas lujosas, autómoviles costosos, ropa exlcusiva.
  • Familia y unión: servicios de recreación, paquetes turisticos, parques temáticos, comodidad, casas.
  • Seguridad: negocios relacionados con los seguros, con la cerrajeria o alarmas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.