7 errores e ideas que debes evitar al hacer el lanzamiento de un producto

Errores e ideas que debes evitar al hacer el lanzamiento de un producto

Hacer el lanzamiento de un producto trae consigo muchas emociones: incertidumbre, temor, ansiedad… La verdad es que puedes tener una idea que en un papel se vea genial, pero para que logres materializarla, deberás tomar en cuenta muchos factores.

Lanzar un producto al mercado no es algo que suceda de la noche a la mañana, ya que hay una gran cantidad de negocios posicionando nuevos productos cada día, así que la competencia es dura. 

No importa qué tan innovador sea tu producto, el secreto para tener éxito será evitar los errores que pueden llevar al fracaso. Así que te daremos un vistazo a los problemas más frecuentes que puedes encontrarte al momento de hacer este proceso tan importante.

Razones frecuentes por las que fracasa un producto

No existe una propuesta de valor

La propuesta de valor de un producto es la razón de ser. Por lo tanto, debes dejar claro cuál es el factor diferencial que te separa de tus competidores.

Puede que tu producto sea innovador, el más económico, tenga un diseño atractivo o uno que responde a una necesidad. Lo importante es dejar claro en tu propuesta de valor y hacer ver qué es lo que diferencia a tu producto de los demás.

Si no tienes una propuesta de valor, tu competencia avanzará más rápido. Y hay muchas posibilidades de que tu producto fracase.

La idea no está probada

Este es uno de los principales errores que se cometen al hacer el lanzamiento de un producto. Y es que las ideas en papel se ven muy bien, pero cuando se llevan a la práctica, surgen los inconvenientes.

Por lo tanto, si tu producto ha sido probado, tienes la certeza de que puedes aumentar la producción y sacarlo al mercado, podrás continuar. Pero, antes, asegúrate de que le interese a tu público objetivo.

Para lograr esto, puedes hacer un análisis con personas cercanas. Entrega muestras y haz que lo prueben, cuando tengas su retroalimentación, ve hacia una audiencia más grande.

Te olvidas de calcular el precio

Una idea de negocio puede ser atractiva, innovadora, con un buen diseño, pero si en términos de dinero no tienes todo claro, podrá seguir el camino al fracaso.

Si quieres evitar estos errores al momento de hacer el lanzamiento de un producto, es importante calcular los costes de oportunidad, de producción, de embalaje, transporte, y todos los factores económicos que intervienen.

Te servirá plantear estas preguntas:

  • ¿Cuáles serán los gastos generales?
  • ¿Qué equipos necesitarás?
  • ¿Cuántas personas necesitas en producción?
  • ¿Hay gastos extra que pagar?

Ya que tengas los costes, tendrás que analizar si tu público objetivo está dispuesto a pagar el precio. Para ello, investiga el mercado y haz un listado comparativo de precios.

No sabes quiénes serán tus clientes

Hacer un producto porque sí no resulta viable. Y es que no solo tiene que gustarte a ti, tiene que ir dirigido hacia esas personas que lo comprarán. De lo contrario, terminarás con el almacén lleno de productos que a nadie le interesan.

Para evitar estos errores al momento de hacer el lanzamiento de un producto, define a tu buyer persona. Segmenta por rango de edades, gustos y preferencias, ubicación geográfica.

También es importante saber el tamaño del mercado y su escalabilidad. Desde allí, conocerás si tu producto tiene potencial.

No sabes cuándo será el lanzamiento del producto

Lanzar al mercado un producto de la noche a la mañana no te traerá buenos resultados. Tus ventas no tendrán el número que esperas.

Ahora bien, si te planificas bien y tienes una fecha definida, podrás crear expectativas en tus potenciales compradores. Establecerás estrategias para que el día de tu lanzamiento tengas mejor aceptación.

Lo ideal es planificar una fecha prudencial, ni demasiada antelación ni muy repentina.

No tienes estrategias de marketing

Si tu producto es factible, el precio está acorde con lo que pueden pagar los consumidores, entonces tendrás que lanzarlo al mercado. Pero no deberás hacerlo solo, tiene que ir acompañado de unas buenas estrategias de marketing.

Así, sabrás cuáles son los mejores canales, el presupuesto que necesitas para la publicidad y las estrategias que harán que tu producto sea visible y aceptado.

No evaluar el rendimiento

Ya que has hecho el lanzamiento de un producto al mercado, no debes limitarte únicamente a vender. Ahora necesitas si tienes los resultados que esperas: volumen de ventas, aceptación en el mercado, satisfacción del cliente, visibilidad de la marca.

Al conocer el rendimiento, mantendrás el foco. Sabrás que tu audiencia está respondiendo a tu producto y conocerás aquellos aspectos que no le gustan. También tendrás una idea de la reacción de tu competencia.

Ideas que llevarán a tu producto al fracaso

La indecisión se apodera de ti

Así como hay acciones que se deben evitar al hacer el lanzamiento de un producto, también hay ideas que sabotean el proceso. Y entre ellas es la opinión que tienes acerca de tu producto.

Y es que puede que pienses tanto, que decidas añadir un elemento más, cambiar los procesos; todo justo cuando la producción está por alcanzar.

Los cambios de alcance no son buenos y solo terminarán retrasando el lanzamiento. O, en el peor de los casos, hará que desistas y te rindas.

Tener la impresión de que el tiempo lo es todo

Esta idea puede llevar al fracaso de tu producto, ¿sabes por qué? Porque no solamente se trata de tiempo y trabajo duro, también necesitas planificación: pagar las facturas, seguir las estrategias.

Recuerda que la idea es que todo vaya en sintonía con tus metas. Así que tendrás que ver más allá del desarrollo del producto.

No crees en tu potencial

El autosaboteo o el síndrome del impostor puede aparecer, en cualquier momento, a cualquier emprendedor.

Así que si deseas poner en marcha tu idea, necesitarás creer en tu potencial. Aprende todo lo que puedas y busca apoyo si lo necesitas, esto te ayudará a despejar las dudas y la inseguridad que pueden interferir al momento de hacer el lanzamiento de un producto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.