Estrategias cruciales para convertirse en un buen negociador y concretar acuerdos

Cómo convertirse en un buen negociador

Todos negociamos en algún momento de nuestra vida: un puesto de trabajo, un mejor precio, los viajes en familia. Existen acuerdos a los que tenemos que llegar, pero especialmente en las empresas es necesario saber cómo convertirse en un buen negociador. 

Llegar a un acuerdo no siempre es sencillo. Surgen diferencias, ya sean culturales, de idiomas, o simplemente diferentes objetivos. Así que cada detalle y palabra cuenta al momento de negociar

La buena noticia es que puedes llegar a ser un buen negociador. Así que te hablaremos sobre las habilidades necesarias y te daremos unos consejos para que obtengas acuerdos exitosos con tus proveedores nacionales e internacionales.

¿Un buen negociador nace o se hace?

Esta es la pregunta más frecuente que se hacen las personas que quieren convertirse en un buen negociador. 

Antes que nada, debes saber que un negociador puede tener habilidades innatas, pero debe potenciarlas. Así que un buen negociador se hace.

Es importante controlar el proceso, las estrategias, la empatía, la psicología, el lenguaje corporal, y el dominio de las emociones.

¿Cómo se consiguen estas habilidades?

Preparándose y practicando. A medida que la experiencia surja, será posible incrementar las posibilidades de éxito al momento de negociar.

Cualidades que un buen negociador debe tener

Un buen negociador sabe transmitir sus ideas

Los negociadores exitosos saben comunicarse. Entienden a las personas que intervienen en el proceso, escuchan y son empáticos.

Y es que no solo se trata de hacer notar sus puntos de vista, también es importante transmitir las ideas de una forma clara y amena.

Genera un clima de confianza

A nadie le gusta negociar con una persona que da miedo. Esto está muy lejos de inspirar respeto. 

De esta manera, para convertirse en un buen negociador es valioso mantener la cercanía, ser empático y demostrar que pueden confiar en ti.

Y es que al momento de negociar, las tensiones no se hacen esperar, pero si te pones en el lugar de la otra persona, lograrás una negociación exitosa y sin conflictos.

No deja que las emociones lo dominen

Una persona puede tener habilidades de liderazgo, sabe transmitir sus ideas. Pero si deja que sus emociones lo dominen, no será un buen negociador.

La razón de esto es porque siempre surgen distintos puntos de vista, y puede que te tomes todo personal. 

Tendrás que basarte en los hechos y resultados. Aportar opiniones de valor y buscar estrategias para que tu idea se transmita de una forma clara.

Un negociador confía en sí mismo

La inseguridad en los procesos de negociación no trae buenos resultados. Así que para convertirse en un buen negociador es importante conocer cuáles son tus debilidades y fortalezas.

Si pones en práctica tus fortalezas, podrás usarlas a tu favor. Tal vez tu mejor arma sea la persuasión, el poder de comunicar u otra virtud. Y en cuanto a tus debilidades, trata de trabajar en ellas para que no salgan a la luz.

Capacidad para persuadir

Esta es una de las habilidades más importantes que todo buen negociador debe tener. Y tu tarea será hacer que la negociación sea favorable para ti. 

¿Cómo persuadir? Estos son algunos consejos:

  • Tener el convencimiento de tu propuesta.
  • Trabaja en tus gestos, tu postura.
  • Al momento de hacer solicitudes, primero explica el por qué.
  • Deja claro cuál es tu objetivo.
  • Cede un poco y llega a un punto intermedio.
  • Deja ver los beneficios de tu propuesta.

Cómo ser un buen negociador en compras

En el área de compras de una empresa, los buenos negociadores hacen carreras exitosas. Y es que siempre se necesita hablar con proveedores para los diferentes materiales o servicios del negocio. 

El trabajo de un buen negociador en compras es obtener precios justos, productos de calidad, y hasta financiamiento.

Si quieres lograr acuerdos en este departamento, te daremos unos consejos para convertirse en un buen negociador en compras:

Deja claro desde el inicio qué necesitas

Tal vez tu objetivo al momento de negociar una compra no sea obtener un mejor precio. Quizás quieras ampliar los días de financiamiento o tener más cantidad de un producto en específico.

Lo importante es que tu proveedor sepa lo que buscas. Y es que quizás no acceda a rebajar el precio, pero tú podrías solicitar a cambio un plazo de entrega más rápido o una semana más de crédito. Como ves, no todo es el precio.

No dejar cabos sueltos

Para convertirse en un buen negociador en compras es crucial conocer muy bien el artículo o el servicio que está en el medio del acuerdo, como el coste total y su calidad. 

Así que para que la negociación sea completa se deben considerar todos los aspectos; por ejemplo, si es un servicio, hay que determinar si incluye un coste adicional, en cuánto tiempo se concretará, y cómo es la forma de pago.

Conocer lo que quiere comprar

El conocimiento en el sector es de vital importancia. Y es que nadie puede comprar lo que no conoce, o por lo menos no podrá tener una buena negociación.

Un ejemplo puede ser al comprar un ordenador: si no sabes cuáles son las características que necesitas, quizás termines comprando un equipo inferior o superior. El resultado será que no obtendrás lo que realmente es útil para ti.

Cómo ser un buen negociador internacional

Conocer la cultura

Las negociaciones internacionales no siempre son sencillas, ya que está esa diferencia cultural que puede traer conflictos al momento de llegar a un acuerdo.

Así que si quieres convertirte en un buen negociador internacional, es importante dedicarse a estudiar la cultura, conocer los términos, los gestos, las palabras. 

Aprende las costumbres y tradiciones, los hábitos sociales. Si lo haces, tu propuesta será bien recibida porque notarán que te preocupas por respetar su cultura.

Aprender idiomas

Las negociaciones internacionales requieren de una figura que pueda manejar diferentes idiomas. Así que un buen negociador debe manejar muy bien el idioma de las personas con las que busca un acuerdo.

La idea es que transmita las ideas de una forma entendible. Dominar el idioma inglés es fundamental, al igual que otros necesarios para la economía global como el francés, ruso, chino o árabe.

Experiencia técnica y comercial

Para convertirse en un buen negociador internacional se necesita un amplio conocimiento del sector en el que se desenvuelve.

Debe entender cómo funciona el comercio, cuáles son los beneficios del producto, las tendencias, y hasta la situación socioeconómica de los países con los que se negocia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.