Errores de los franquiciados: 12 aspectos que debes evitar si vas a abrir una franquicia

Errores de los franquiciados

En el camino del emprendimiento siempre encontramos obstáculos. Y se suele creer que comenzar con una franquicia tiene menos retos que otro tipo de negocios, pero esto no es así, ya que hay errores que cometen los franquiciados que pueden representar el éxito o el fracaso.

Es cierto que las franquicias son modelos que están respaldados con una marca ya consolidada, pero esto no es garantía de éxito. Muchos emprendedores cometen el error de dejarse llevar por las tendencias, elegir cualquier sector; sin considerar sus intereses o habilidades.

¿Quieres saber cuáles son los errores más frecuentes que se cometen al abrir una franquicia? Te los contamos a continuación, serán una guía para no seguir el camino hacia el fracaso y encontrar la fórmula de los ganadores.

Errores que debes evitar si vas a abrir una franquicia

Tomar la decisión de emprender es el paso más sencillo de todo el proceso. Ya en marcha las actividades, los caminos se pueden difíciles, dependiendo de tu capacidad para superar los obstáculos y las diferentes estrategias que pongas en marcha.

Sin importar que tanto sea el conocimiento, es posible cometer un error al momento de realizar cualquier actividad. 

Las funciones que debe desempeñar el franquiciado abarcan diversos aspectos, entre ellas: gestionar presupuestos, inventarios, proveedores, empleados, productos, etc.

Así que como ninguno de nosotros somos perfectos, es válido equivocarse. Pero si conoces los errores más frecuentes de los franquiciados podrás evitar alguno de ellos.

No estimar bien tu inversión

Basándote en la experiencia de otros franquiciados, debes mantener lo más claro posible la inversión y la financiación de una franquicia. Se debe considerar los gastos que puedan acarrear otros asuntos no estimados.

¿Cuál es la recomendación para evitar estos errores de los franquiciados?

Tener disponible un pequeño capital para imprevistos.

Dejar la formación solo para el inicio

Por lo general, al comienzo de las actividades de una franquicia, se recibe un asesoramiento por parte del franquiciador.

Sin embargo, si quieres tener éxito en tu franquicia, es conveniente tomar la decisión de continuar con la formación.

Para evitar este error, procura tener una curiosidad activa y seguir ampliando tus habilidades a nivel empresarial; todo esto con la finalidad de mantenerte actualizado.

Creer que el proceso será un paseo

Algunos franquiciados suelen pensar que abrir una franquicia no es tan difícil y que es algo que no amerita ningún esfuerzo. 

Aunque no es similar a abrir un negocio propio, ser franquiciado también tiene sus complicaciones, ya que para que el negocio prospere deberás poner todo de tu parte.

Para evitar caer en estos errores de los franquiciados, mantén una mente abierta, flexible, capaz de adaptarse a los cambios; y sobre todo, presta atención a cada proceso, el truco está en prepararse para superar los obstáculos.

Olvidarte de cuidar la imagen de la marca

Antes de iniciar con una franquicia, procura leer todo el manual referente al cuidado de la imagen corporativa y publicidad.

Esto te ayudará a que mantengas la misma línea y sigas la fórmula del éxito.

No preocuparte por conocer el sector

Es importante que al seleccionar una franquicia tomes en cuenta tu perfil profesional y tus experiencias personales para determinar cuáles son tus conocimientos sobre el sector.

Incluso, puedes hacer la función de un cliente, ya que con ello podrás entender mejor cómo funciona la franquicia y cómo te ve el público objetivo.

No escuchar a otros franquiciados

Antes de decidirte a abrir una franquicia, es importante que te relaciones con otros franquiciados. ¿Qué lograrás con esto? Conocerás sus experiencias y aprenderás de sus errores.

Si tomas este consejo, puedes llegar a determinar los valores intangibles de la empresa, los cuales no se pueden apreciar con solo visualizar el manual de la franquicia.

 Algunos de los valores que puedes descubrir son: 

  • La relación entre el franquiciado y el franquiciador.
  • Las relaciones entre los franquiciados.
  • Campañas de publicidad y los cambios frecuentes que se generan en la empresa central.

No buscar la suficiente información

Es esencial que realices una investigación sobre la marca antes de adquirir la franquicia, así como la trayectoria de la misma y todos aquellos datos que te ayuden a tomar la decisión indicada.

No prestar atención al contrato

En el contrato de adquisición de una franquicia se establecen diversas cláusulas, derechos y obligaciones que involucran tanto al franquiciado como al franquiciador. 

Por lo tanto, uno de los errores de los franquiciados son: olvidarse de leer la letra pequeña, analizar cada cláusula y los aspectos que están en el documento.

Si no prestas atención al contrato, puede sorprenderte alguna acción que haga el franquiciador.

Dejar atrás la ayuda legal

Adquirir una franquicia requiere de un gran compromiso. Por eso, lo ideal es tener disponible la asesoría de un abogado especialista en franquicias.

Busca a un profesional que esté contigo durante todas las etapas que se requieren para concretar la compra, incluido la firma de contrato.

Abrir tu franquicia sin planificación

La fecha de lanzamiento de la franquicia debe ser previamente planificada, tomando en consideración el sector y la actividad empresarial de la misma.

Dependiendo si se trata de un negocio estacional o no, se pueden detectar cuáles serán los meses prósperos, así como la temporada alta. 

También, es importante tomar en cuenta la opinión del franquiciador y de tu público objetivo.

Para tener mejor receptividad, comparte en tus redes sociales la fecha en la que planeas abrir la franquicia. Haz un evento, promociones, paquetes especiales, entre otros.

No estar en línea con el concepto

Este es uno de los errores de los franquiciados que es muy frecuente al momento de elegir la marca.

Y es que el franquiciado debe estar plenamente identificado con el tipo de negocio en el que piensa emprender.

Recuerda que adquirir una franquicia que no es compatible con tus ideas es más incómodo que trabajar para un jefe conflictivo.

Ten presente que en una franquicia se requiere de un arduo trabajo, mucha dedicación. Así, el retorno de la inversión llegará más rápido si te esfuerzas.

Dejarse guiar por las tendencias

Un gran error que cometen muchos franquiciados es dejarse envolver en un negocio solo porque está de moda, en vez de inclinarse por una marca que se adapte mejor a sus gustos, habilidades y presupuesto.

Para evitar esto, sé cauteloso y dedica un tiempo a encontrar esa opción que, además de rentable, se ajuste con tus intereses y habilidades.

Lo que buscas no es invertir todos tus ahorros en una franquicia que está en tendencia para luego cerciorarte de que no es el negocio indicado para ti.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.