Cómo hacer un plan de formación para franquiciados y apoyar su crecimiento

Cómo hacer un plan de formación para franquiciados y apoyar su crecimiento

Ya has decidido que tu marca llegará al siguiente nivel: ¡ahora será una franquicia! Sin embargo, es el inicio del camino; hay mucho por recorrer. Y entre tantos aspectos a considerar está el plan de formación para franquiciados, ¿sabes cómo hacerlo?

Aunque cada marca tiene establecidos sus diferentes procesos, la capacitación es una prioridad en el sector de las franquicias. Las razones son muchas, y es que si quieres que la cadena se mantenga siendo todo un éxito, es necesario educar a los franquiciados.

Se trata de una parte esencial que debes considerar en tu plan. Implica transmitir los diferentes procedimientos, las políticas, el paso a paso, y hasta la metodología de atención al público. A continuación, te daremos unas ideas para transmitir adecuadamente la fórmula del éxito de tu marca.

¿Por qué es importante hacer un plan de formación para franquiciados?

A pesar de que cada franquicia tiene sus procesos, es fundamental que los franquiciados se involucren en ellos, con el fin de optimizar el flujo de trabajo.

También, ayuda a que se mantenga la normativa establecida por la franquicia y a que exista una mayor integración dentro de la red. Los resultados que se generarán con esto serán beneficiosos tanto para el franquiciado como para el franquiciador.

¿Y cuál es el valor que más destaca?

Al poner en marcha el sistema de franquicia, surge de las principales diferencias entre una franquicia y una oportunidad de negocio: la formación. 

Y es que se trata de una red que desarrolla una formación inicial y constante, la cual se extiende hasta que finaliza el contrato.

¿Cómo funciona el sistema de formación en las franquicias?

Demos un repaso al inicio de una franquicia: cuando se comprueba que un modelo de negocio funciona. 

Por lo tanto, una vez que la marca se expande, debe proveer al franquiciado las fórmulas para que sea igual de rentable y exitoso.

Y es que no solo se trata de ceder el logo, los colores, los requisitos del local. También interfiere el proceso de capacitación a cada persona que integra el equipo.

De esta forma nos encontramos con que la formación del emprendedor es parte imprescindible para lograr que una red de franquicias alcance el éxito.

¿Cómo funciona el plan de formación para franquiciados?

Dependerá de cada marca, pero, por lo general, se llevan a cabo estos procesos:

  • Cursos impartidos en las instalaciones de la empresa central. 
  • Antes de abrir el negocio, se planifica una formación práctica que se desarrolle como un plan piloto.
  • Los cursos de formación suelen ser de carácter obligatorio.
  • El contrato estipula las diferentes modalidades y obligaciones de capacitación.
  • El plan incluye todos los conocimientos necesarios para llevar a cabo las operaciones del negocio. 
  • Comprende protocolos de atención al cliente y manejo de programas.

Pasos para crear un plan de formación para franquiciados

Haz un plan de formación inicial

Si ya tienes todos los requisitos para que tu marca se convierta en franquicia, es el momento de poner en marcha tu plan de formación. 

¿Cómo lograrlo?

Planifica una fase inicial. Comprenderá los aspectos básicos, la filosofía de la marca, su razón de ser, el cómo surgió, el público objetivo, entre otros aspectos.

Presenta una descripción detallada de la franquicia

Una vez que hayas introducido a tus franquiciados al modelo de negocio, es el momento de hablar sobre la franquicia. 

¿Qué debes transmitir?

Los diferentes procesos que intervienen en las áreas del trabajo. Así, deberás llevar a tus franquiciados a un recorrido sobre el proceso productivo, el marketing, aspectos que diferencian a la marca.

El objetivo aquí es que cada eslabón de la cadena esté identificado con la marca, y pueda contribuir a su éxito. Una vez que conozca a fondo la franquicia, todo fluirá con naturalidad.

Recurre al aprendizaje práctico

Ya que tu franquiciado conoce los aspectos básicos de la marca, es el momento de lo más importante: la practica. 

Aquí deberás involucrar a cada persona para que ponga en práctica la teoría aprendida. Comprende los diferentes centros piloto para que no se deje por fuera los detalles.

Suministra toda la información necesaria

Si bien es cierto que tu franquiciado puede o no participar en el proceso de producción, es importante que conozca cómo funciona.

¿Qué lograrás con esto?

Le darás las herramientas para que pueda funcionar sin tener que depender de la casa matriz para hacer cada tarea.

Y aunque algunos puntos se pueden obviar, es esencial que no dejes pasar por alto las técnicas de ventas, campañas de marketing, cadena de proveedores, contratación de personal, entre otros aspectos.

¡Automatiza tus procesos!

Haz un manual de adiestramiento

Si ya cumpliste con la fase inicial de adiestramiento teórico, asegúrate de entregar un manual con todas las instrucciones, sabes ¿por qué? Porque es posible que se olvide algún punto, y no querrás que eso suceda.

Será una especie de mapa que el franquiciado tendrá, su biblia para llevar a cabo los procesos de la franquicia de la manera más eficiente.

Acompaña al franquiciado en el proceso

Un franquiciado que se siente acompañado se sentirá seguro. Confiará en que cada paso que siga lo estará encaminando hacia el éxito.

De esta forma, puedes delegar a un director de expansión de la franquicia, que se encargue de todo el acompañamiento.

Realiza seminarios periódicos de formación

No dejes que todo quede en un plan de formación para franquiciados básico. Al contrario, cada cierto tiempo haz seminarios de formación. 

¿Qué lograrás con esto?

Primeramente, mantendrás a todo el personal actualizado, al día con las tendencias. Imagina que hay alguna actualización en el software, o algún producto nuevo. Aquí deberás compartir las novedades con tu red de afiliados.

Mantén una comunicación fluida con tu red de franquiciados

Sabemos que la comunicación es importante en cualquier negocio; sobre todo, en las franquicias. La razón de esto es porque, por lo general, suelen incluir grandes cadenas de establecimientos. 

Para tener éxito con tu comunicación, utiliza las circulares informativas y publicaciones internas. Aborda temas como:

  • El progreso y las nuevas tendencias del mercado.
  • Datos económicos de la red.
  • Apertura de nuevos locales.
  • Nuevos productos y procedimientos.

Piensa en la formación como una inversión

La formación, en cualquier nivel, debe verse como una inversión. Y es que puede que tengas un negocio exitoso, pero si no capacitas a tus franquiciados, no tendrán las herramientas para seguir la fórmula del éxito.

La inversión no solo es productos de calidad, locales cómodos, sistemas de automatización, también implica la capacitación; esa que será la diferencia entre el éxito y el fracaso de tu cadena de franquicias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.