Tipos de financiación: cuál elegir para tu start-up

Tipos de financiación: cuál elegir para tu start-up

Tu empresa emergente tiene potencial, pero le falta lo más importante: los recursos económicos. Si te identificas con este escenario, seguramente estás pensando en los diferentes tipos de financiación, ¿sabes cuál elegir para tu start-up?

Ciertamente, una idea de negocio debe ser innovadora, con un plan bien estructurado, pero eso no es todo. Y la realidad es que no siempre se cuenta con el capital para darle ese empujón a una empresa. 

Antes que nada, no te desanimes, porque hay diversas maneras para que consigas ese dinero que necesitas. Lo mejor es que podrás recuperarlo cuando tu negocio comience a generar ganancias. Sigue leyendo y encontrarás las mejores opciones de financiación.

Aspectos que debes considerar antes de elegir entre los tipos de financiación

Luego de realizar un análisis concienzudo de los montos de inversión, es momento de ponerse en marcha.

Lo primero que debes plantearte son los requerimientos de tu negocio y, posteriormente, pasa a determinar si es suficiente con una financiación propia o necesitas de la de un tercero.

A continuación algunos aspectos que debes tomar en cuenta antes de decidir el tipo de inversión que más te conviene.

¿Es invertible tu empresa?

Primeramente, debes determinar si tu negocio es invertible o no. Ahora, cuando hablamos de start-up, esto se transforma en que sea escalable, y que se dé lo que se conoce como futura salida o exit.

¿Cómo saber si es escalable? Analiza si tus ingresos tienen altas posibilidades de aumentar con un nivel igual o superior de gastos.

Comienza con un plan de negocio

Tu carta de presentación será tu plan de negocio, ya que con él podrás demostrar que tu negocio es viable. 

Debes tener claro esto: nadie invertirá su dinero en una empresa que no sea rentable. Gracias a tu plan de negocio, los futuros inversionistas, o socios, confiarán en ti y en el proyecto que les estás presentando.

Elige el modelo de financiación que más se adapte a tu start-up

Luego de haber establecido todo lo referente a tu plan de negocio, pasamos a la siguiente etapa para saber cuál de los tipos de financiación mejor se adapta a tu start-up.

Existen una gran variedad de modelos, por ello debes considerar antes una serie de factores como: las características del producto o servicio que ofrecerás, así como la escalabilidad de tu empresa.

Formas para financiar tu start-up

Financiación bancaria

Casi todas las entidades financieras ofrecen créditos especiales para aquellos emprendedores que deseen concretar su negocio propio.

Esta opción es ideal para los que no cuenten al momento con los recursos económicos necesarios para poner en marcha su start-up.

¿Cómo conseguir este tipo de financiación? Analiza muy bien las opciones disponibles. Estudia las condiciones y, sobre todo, asegúrate de contar con todos los requisitos bancarios. Y como regla de oro: solicita solo la cantidad de dinero necesaria.

Fondos de inversión de firmas especializadas

Son firmas especializadas  en inversión de capital para start-ups, el proceso consiste en invertir sus fondos provenientes de terceros conforme a una política de inversión definida. 

Conseguir este tipo de fondos tiene sus ventajas y desventajas, las cuales te enumeramos a continuación.

Beneficios

  • Invierten sumas grandes de dinero
  • Ofrecen la posibilidad de acompañamiento a futuro.
  • Aportan no solo el dinero, sino sus redes de contactos.
  • Facilitan la salida o exit.
  • Tienen la capacidad para atraer inversores más grandes.

Desventajas

  • Son duros para negociar. En su contrato para socios se verán reflejadas ciertas cláusulas en las que notablemente perderás el control de la sociedad.
  • Si entras con tickets grandes (gran inversión de dinero), el equipo original pierde un porcentaje del manejo de la sociedad.
  • Luego de que se efectúa la inversión, son muy estrictos con el seguimiento y control de los hitos o métricas de mayor importancia para el negocio.

Plataformas Crowdfunding

Consiste en redes de microfinanciación colectiva, donde el proyecto es financiado por una gran cantidad de inversores o clientes.

Si eliges esta opción, entre los diferentes tipos de financiación, obtendrás las siguientes ventajas y desventajas:

Ventajas

  • La valoración que se toma en cuenta es la del emprendedor, pero estas plataformas se encargan de que la inversión se adapte a diversas variantes.
  • En un corto periodo de tiempo se puede contar con el dinero en el banco.
  • Si tu producto se trata de algo innovador, la mejor alternativa es el product crowdfunding.
  • Existen diversas plataformas para conseguir inversión, por lo que las opciones son amplias.

Desventajas 

  • El proyecto debe contar con mucho atractivo para que sea del agrado de los miembros de la comunidad.
  • Algunas plataformas no aportan más que el capital inicial.

Business Angels

Aquí hablamos de personas físicas, empresarios o ejecutivos. En concreto, son inversores particulares, los cuales toman decisiones propias de inversión, aportando, en ocasiones, tanto el dinero como ideas y conocimiento.

Suelen realizar sus inversiones en las etapas iniciales del proyecto, por lo que es ideal para tu start-up. También prefieren sectores que cuenten con una experiencia previa.

Las ventajas y desventajas de los Business angels son:

Ventajas

  • Aportan el capital y su experiencia en el sector, así como sus contactos.
  • Toman la decisión de invertir porque se compenetraron con el proyecto y con su líder.
  • Si se trata de un business ángel reconocido, significa un buen sello de calidad para tu start-up.
  • Atrae a futuros inversores.

Desventajas

  • La cantidad de dinero invertida es pequeña.
  • Como se trata de personas con experiencia en el sector, suelen entrometerse demasiado en la toma de decisiones.
  • La capacidad para hacer follow-ons es limitada.

¿Cuál de los tipos de financiación elegir?

Recuerda que cualquiera de los tipos de financiamiento que elijas, se convertirá en un complemento para tu negocio. Por lo tanto, de ser necesario, puedes seleccionar más de un modelo

Como ya vimos anteriormente, las opciones disponibles son numerosas. Pero ten siempre presente que la mejor fuente de financiamiento son las ventas.

Un buen consejo es elegir el tipo de financiamiento que se adapte más a tu plan de negocio, por ejemplo:

  • Para negocios grandes, que requieren mayor financiamiento: podrías elegir los fondos de inversión de firmas personalizadas. La ventaja es que también te acompañarán en el proceso.
  • Proyectos creativos e innovadores: en las plataformas de crowfunding, es posible encontrar buenos inversores dispuestos a apostar por tu idea de negocio.
  • Para proyectos especializados en un sector: los Business Angels no solo te ayudarán con la inversión, también aportarán sus conocimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.