¿Qué es el análisis de la demanda y cómo puedes ponerlo en práctica en tu negocio?

¿Qué es el análisis de la demanda y cómo puedes ponerlo en práctica en tu negocio?

Seguramente has notado que los consumidores se vuelven más exigentes. Y es que en un mundo digitalizado, son cada vez más las personas que saben lo que quieren. Así que si quieres que tu negocio sea rentable, es importante que tomes en cuenta el análisis de la demanda.

Conociendo el mercado, podrás aportar soluciones, y hasta disminuir tus costes operativos. Aquí, una estimación de la demanda te ayudará a poner en práctica tus diferentes estrategias de mercadeo.

Si bien es cierto que puede ser un desafío identificar las necesidades de tu público objetivo, también hay muchas posibilidades de que se convierta en oportunidad. Veamos cómo esta metodología te ayudará. 

 ¿Qué es el análisis de la demanda?

El proceso que consiste en comprender la demanda de los consumidores dirigida a un producto o servicio en un mercado objetivo, se conoce como análisis de la demanda. El objetivo principal de estas técnicas de análisis es consolidarse en un mercado.

Son muchos los aspectos a considerar para un correcto análisis de la demanda, a continuación te mostramos cuáles son y para qué sirven.

Elementos que componen la demanda

Los ingresos no son el único elemento que importa en una demanda, debido a que no es suficiente con que un consumidor pueda comprar un producto o contratar un servicio. 

Los factores involucrados en el proceso de demanda son diversos y, lo más importante, todos son esenciales para el análisis.

Entre los principales elementos que componen una demanda están:

  • Preferencias: se refiere a comprender exactamente qué es lo que los consumidores desean y requieren.
  • Productos relacionados: sin importar si se trata de productos sustitutos o complementarios, de cierta forma la demanda depende de los precios relacionados.
  • Expectativas: se debe realizar un análisis concienzudo sobre las expectativas que las personas tienen sobre el precio de los productos o servicios.
  • Clientes potenciales: este elemento depende del tipo y el tamaño del mercado, ya que existirán más o menos posibles consumidores del producto o servicio.

¿Para qué sirve el análisis de la demanda?

El análisis de la demanda ayudará a que tu negocio tenga una información detallada del mercado en el que interactúa.

Se trata de una herramienta estratégica que te permitirá saber cómo se comportan los clientes frente a tu producto, las tasas de consumo. Y a partir de esta información sabrás si debes renovar tu inventario.

Con este análisis se pueden establecer acciones que permitan el desarrollo de soluciones más aptas y enfocadas en las necesidades del mercado. El resultado será mejores ganancias y disminución de los riesgos de lanzamiento del producto o servicio.

Los beneficios que aporta la comprobación de la demanda son:

  • La producción se vuelve más fácil.
  • Permite la planificación de acciones de marketing.
  • Se evita la producción excesiva o insuficiente.
  • La mano de obra se puede ampliar o disminuir.
  • Se fomenta el aprovechamiento del espacio.
  • Mejoras  en los procesos.
  • Optimización en la estructuración de presupuestos.

¿Cómo hacer el análisis de demanda para tu negocio?

Conoce el perfil de tu público

No existe una manera concreta de realizar un análisis de la demanda. Sin embargo, el formato del estudio se basa en los siguientes elementos:

  • El tipo y el tamaño del mercado.
  • El público objetivo o target.

 Una buena estrategia para conocer cuál es el perfil de tu público es haciendo encuestas y entrevistas. Allí, debes formular preguntas que te permitan saber qué tan satisfechos están con lo que ofreces. 

Investiga sobre la realidad económica

Es necesario que tomes en consideración elementos relacionados con el panorama económico actual de la región donde se encuentra tu empresa. También es conveniente investigar sobre el grado de liquidez de los clientes potenciales.

Con la obtención de todos estos datos, podrás comprender el ciclo económico y, al mismo tiempo, te permitirán crear acciones internas y comerciales que resulten más efectivas para el negocio.

Descubre dónde está la solución

Después de tener la certeza de la eficacia del producto, y haber tomado la decisión de lanzarlo al mercado, debes pasar a ofrecer la solución tomando en consideración un nicho específico.

Es importante que tengas presente que los nichos varían dependiendo de los cambios en el perfil de consumo. Por esta razón, se requiere que las estrategias y acciones estén ajustadas a las necesidades cambiantes de los consumidores.

Evalúa si es necesario hacer la reestructuración de un producto o servicio, establece desarrollo de medidas de rebranding o reinvención de una marca.

Considera los factores que intervienen en la demanda

Si tomas en cuenta cuántas personas quieren tu producto o tu servicio, podrás determinar tu demanda. Pero eso no es todo, hay una serie de factores que se deben considerar, y la principal razón de esto es porque influyen directamente, así como en la oferta. Estos factores son:

  • Recursos disponibles:algunas personas no cuentan con los recursos económicos suficientes para adquirir cualquier tipo de producto o servicio.
  • Los consumidores saben lo que quieren: suelen tener una idea clara de lo que desean y requieren, y puede darse el caso de que se resistan a comprar un producto o servicio nuevo.
  • Dependencia con productos relacionados: es probable que la demanda dependa del precio de otros productos relacionados sustitutos (satisfacen una misma necesidad) o complementarios (se consumen conjuntamente).
  • Siempre hay expectativas: por lo general, los consumidores tienen expectativas sobre el precio de los productos o servicios.
  • Mercados específicos: los mercados pueden ser especializados, también existen otros mercados que cuentan con la posibilidad de extenderse de manera masiva. Todos estos aspectos repercuten en la cantidad de consumidores potenciales.

Forma un grupo de análisis

Entre las estrategias que puedes poner en marcha en tu negocio para analizar la demanda, está la formación de equipos que contribuyan a la evaluación. Así, este puede estar compuesto por:

  • Marketing.
  • Departamento de ventas.
  • Operaciones.
  • Producción.
  • Tecnologías de información.
  • Finanzas.

Todos ellos te aportarán sus diferentes visiones, y esto te permitirá establecer escenarios, panoramas y varias percepciones.

Asegúrate que cada uno de los miembros de tu equipo sea comprometido y responsable, para que pueda cumplir con el seguimiento del análisis.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.