Las 7 claves para elegir tu nicho de emprendimiento

Las 7 claves para elegir tu nicho de emprendimiento

Si deseas que tu proyecto sea todo un éxito, es importante que selecciones adecuadamente el nicho de emprendimiento. ¿Cómo te ayudará hacer una buena elección? Podrás crear campañas de marketing que te permitirán conocer a profundidad las características y los requerimientos de tus clientes potenciales. 

Diseñando tus estrategias a medida, sabrás qué mensajes enviar a tu audiencia; lo que se traducirá en un verdadero crecimiento de tus ventas.

Te traemos las siete claves que debes conocer para que hagas la elección correcta de tu nicho de emprendimiento. No te pierdas esta posibilidad de sacar el mejor provecho del mercado, así que ¡sigue leyendo!

¿Qué es un nicho de emprendimiento?

El nicho de emprendimiento se refiere al segmento del mercado conformado por consumidores que tienen similares características.

Por lo general, las necesidades de este grupo de consumidores son más complejas que la de los consumidores promedio, de modo que para poder hacer frente a esta demanda se requiere de un mayor grado de especialización.

Este tipo de consumidor está dispuesto a pagar más por un producto que cumple con sus requerimientos, lo que nos indica que se genera una rentabilidad mayor para tu negocio.

¿Cómo elegir tu nicho de emprendimiento?

Encuentra lo que te apasiona

En la actualidad, las opciones para crear un emprendimiento son muchísimas, sobre todo si tienes en mente un negocio digital. De igual manera, si tu negocio es digital o no, lo realmente importante es que seas un apasionado por tu mercado, y ten por seguro que el éxito llegará a ti

No puedes invertir en un mercado solo porque se encuentra en crecimiento, si te riges por esto es posible que tu negocio fracase.

Recuerda que con el pasar del tiempo, el alto nivel de cobranza y gran cantidad de trabajo serán una carga imposible de llevar, y como no es un sector que te apasiona, terminarás desmotivándote.

Identifica cuáles son los problemas

Si tienes experiencia previa en el mercado en el que deseas ingresar, es probable que ya hayas determinado los problemas que tienes que solucionar.

En el caso de que desconozcas los problemas, puedes hacer una búsqueda en foros de grupos sociales en Internet o insertando las palabras clave vinculadas con el nicho de emprendimiento que te interesa. 

Es importante que permanezcas atento por si alguno de los consumidores de tu mercado presenta una duda  o si hacen feedback con las marcas más reconocidas.

Analiza tu potencial

Hasta el momento, ya debes tener seleccionado un mercado y has descubierto un problema, ahora es aquí donde entra la solución que tú propones.

Para que logres ser todo un especialista en un nicho, será necesario tener un conocimiento profundo en este campo. Puedes optar por poner a prueba tu solución planteada, ponla en práctica en tu rutina diaria y sé tu mismo quien dé a conocer su experiencia.

Mira cómo se comporta el mercado

Es fundamental que tengas presente que tu nicho de mercado está enfocado en un problema real. Cuando se soluciona un problema real, la vida de diferentes personas sufre una transformación positiva.

Muchos están en búsqueda de una solución, llegando incluso a pagar por ella. Esto nos indica que existe una demanda.

¿Cómo puedes analizar el comportamiento del mercado?

  • Visualizas comentarios y las búsquedas de las personas por Internet.
  • Realizando entrevistas basadas en la intención de compra de los clientes potenciales. Si la solución no es comprada, significa que el problema a resolver no tiene tanta importancia

Si existen numerosas empresas dándole una solución al mismo problema, es indicativo de que el mercado no es potencialmente atractivo. Aquí tu reto es hacerte notar entre tanta competencia.

Ahora bien, con un nicho de mercado nuevo, es decir, que ha sido descubierto recientemente, no deberían existir muchos competidores. Pero, esta es una situación que es muy poco probable que ocurra.

Tu trabajo será mantenerte atento a la cantidad de competidores y las herramientas que emplean.

Calcula cuál es la rentabilidad

Luego de tener establecido el nicho de tu emprendimiento, es momento de analizar qué tan rentable es. Recurre a plataformas como Amazon, te ayudarán atener una idea de la oferta presente en el mercado, así como sus precios y sus características. 

Lo más recomendado es que tomes en consideración los costes de producción y comercialización para que puedas verificar si tus precios fijados son competitivos. Además, asegúrate de que te dejen un margen de rentabilidad.

También, debes calcular lo que te costará incursionar en ese mercado, así como todas las inversiones adicionales que se deben realizar.

Pon a prueba tu idea

Es fundamental que, antes de seleccionar de manera definitiva el nicho de mercado, realices una prueba de tu idea.

¿Cómo hacerlo? Entre las alternativas que puedes emplear para ello están: programar una página para la preventa del producto o servicio que estás desarrollando, y redireccionar el tráfico de pago hacia el sito web para determinar qué tan interesante resulta ser para el público. 

Otra opción puede ser crear una campaña en algunos sitios que te permitan validar tu producto, si usas sitios como Indiegogo o Kickstarter, tendrás la oportunidad de recaudar fondos que te sirvan para el financiamiento del lanzamiento de tu producto.

Piensa en el futuro

Hay nichos de mercado que resultan ser de gran interés, pero son de corta duración. Para ello, debes plantearte si de verdad será beneficioso en el futuro, sobre todo si es un sector en el que se requiere de una gran inversión o si se trata de un negocio con un alto nivel de riesgo.

Es importante que realices un análisis previo sobre las posibilidades de que tu nicho de mercado se agite o paralice en un tiempo corto. Puedes optar por utilizar la herramienta de análisis de tendencias de Google, la cual te permite verificar el interés de algunos productos o servicios a lo largo del tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.