12 consejos para hacer que tu tienda online sea más segura

12 consejos para hacer que tu tienda online sea más segura

Imagina que visitas un sitio en Internet, pero este no te genera confianza, ¿qué harías? Seguramente retrocederías de inmediato. Estos escenarios se repiten con más frecuencia de lo que crees, así que si quieres que tu tienda online sea más segura, es importante que consideres algunos aspectos.

Puede que un sitio tenga un diseño atractivo, o hasta los productos más novedosos, pero si no es un sitio seguro, hay muchas posibilidades de que no se concreten las ventas. 

¿Quieres que tus usuarios se sientan seguros? Te daremos unos útiles consejos para que refuerces la seguridad de tu página, refuerces tus contraseñas y elijas plataformas seguras.

¿Cómo hacer tu tienda online más segura?

Elegir una plataforma de e-commerce segura

Lo primero que debes hacer para que tu tienda online sea segura, es emplear una plataforma de comercio electrónico confiable.

La buena noticia es que hay muchísima variedad. Por lo tanto, debes tratar de seleccionar la más adecuada y, lo más importante, es que cuente con una buena reputación.

 Entre las plataformas recomendadas están: Magento, WooCommerce y PrestaShop.

Luego de seleccionar e instalar la plataforma de e-commerce, debes frecuentemente actualizar tu tienda y mantener la seguridad de la misma. Si no te sientes con la capacidad suficiente para realizar estas funciones, busca entre las personas de tu equipo.

Obtén un certificado de seguridad

Trata de sacar tu certificado de seguridad. Esto es fundamental para que los datos introducidos por el cliente, tales como: contraseña, número de cuenta, datos de tarjeta de crédito, estén encriptados y pueda ser difícil de determinar lo que significan.

Utilizando los certificados SSL, podrás hacer que tu tienda online sea segura. Con este protocolo, tus usuarios pueden navegar con solo escribir https://. La letra S al final de estas siglas, permite a los clientes sentirse más confiado.

Estos certificados encriptan datos como: nombres, contraseñas y números de tarjetas. De esta forma, los datos estarán más seguros al momento de pasar entre el usuario y el servidor.

Implementa la verificación en dos pasos

Aplica la verificación en dos pasos al momento de que los usuarios accedan a su cuenta de tu tienda online. 

Si configuras este paso adicional de seguridad, el usuario se verá obligado a introducir datos adicionales aparte del usuario y la contraseña, cuando intente loguearse en el e-commerce.

Añade un captcha

Puedes optar por agregar en los formularios de tu tienda un captcha. De esta manera, podrás tener la certeza de que el usuario que está interactuando es humano y no un robot. 

Implementando esta alternativa, evitarás la creación de usuarios falsos, y además, puedes prevenir el spam.

Actualizaciones

Para aquellos que emplean plataformas como WooCommerce o PredtaShop, las actualizaciones son de gran importancia, así que no olvides actualizar a sus últimas versiones.

Con las actualizaciones es posible solucionar aquellos bugs o brechas de seguridad que tengas en tu sitio web.

Asegúrate de tener un servicio de backups

Las copias  de seguridad o backups automáticos son de vital importancia. Sobre todo, para los casos cuando equivocadamente se borra un contenido.

Si tienes disponible un backup, esto te permitirá obtener una copia restaurada en el estado anterior de tu web, correo o base de datos.

Comprueba las últimas versiones y la compatibilidad

También son provechosas para tu seguridad las plataformas de software del hosting que utilices. 

Debes verificar que puedes disponer de ellas y seleccionar las últimas versiones, pero manteniendo una retrocompatibilidad con el código anterior.

Auditorías de seguridad

Para que tengas la plena seguridad de que tu hosting todo permanece actualizado, la mejor es optar por las auditorías de seguridad. 

Solicita informes frecuentes a tu proveedor, donde se especifiquen todos los puntos que han sido optimizados y que puedes implementar.

En algunos casos, hay servicios de desinfección, a través del cual pueden eliminar cualquier malware encontrado, así como todos los daños que la infección haya causado al sistema.

Ofrecer formas de pago seguras

La forma de pago mayormente empleada es con la tarjeta de crédito o débito. Una alternativa para pagos por tarjetas es establecer una pasarela de pago. Pero, antes, debes tener la certeza de que se trata de una opción segura.

 Recuerda que en todo comercio electrónico, el punto de pago es la fase más delicada de todo el proceso de compra. Por ello, es importante que trates, en lo posible, de evitar cualquier actividad riesgosa.

Otras recomendaciones para los pagos seguros son:

  • Ofrece un proceso simplificado.
  • Asegurate de que sea fácil y rápido.
  • Elige pasarelas de pago confiables.
  • Brinda diferentes alternativas de pago a tus clientes.
  • Deja que tus clientes decidan si quieren continuar o no con la compra.

Instalar alertas de actividades sospechosas en tu sistema

Otra opción, es el uso de alarmas que reporten actividades sospechosas dentro del sistema. 

Las actividades delictivas más comunes son las transacciones con la misma IP y la realización de diferentes pedidos hechos por la misma persona, usando distintas tarjetas de crédito o números de teléfono.

Utiliza un administrador de contraseñas

Un administrador de contraseñas te permite generar contraseñas fuertes. Estas serán guardadas y encriptadas en una especie de caja de seguridad, a la que solo puedes tener acceso por medio de una contraseña maestra.

Con esto tendrás la seguridad de tus contraseñas serán indescifrables y contarás con una para cada sitio al que accedas.

Establece contraseñas seguras

Como, en la actualidad, se utilizan diversas plataformas, es muy común que se utilicen contraseñas frágiles con la finalidad de recordarlas con facilidad.

Sin embargo, lo fácil no siempre es seguro. Así que es probable que tu sitio web se torne más vulnerable a ser atacado por los hackers, quienes pueden aprovechar esto para obtener datos personales, cuentas bancarias o correos electrónicos.

Por esta razón, es importante que tengas en consideración los siguientes tres factores que pueden hacer que tu cuenta sea un blanco fácil para los piratas informáticos:

  • No cambiar con frecuencia tu contraseña.
  • Usar la misma contraseña para varias cuentas.
  • Utilizar contraseñas fáciles de descifrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.