Microfranquicias: oportunidades de inversión para negocios rápidos y sencillos

¿Qué es una microfranquicia?

El mercado de las franquicias suele ser un camino al éxito que muchos empresarios toman. Pero no siempre se cuenta con el capital para invertir en una. Por suerte, existen las microfranquicias, oportunidades que no requieren una gran inversión.

Un franquiciado puede valerse de los beneficios de un negocio estable, minimizar los riesgos y entrar en un mercado conocido. Lo mejor de todo es que hay muchas formas de hacerlo, desde unirse a una franquicia grande hasta elegir una que se adapte más a su capital y habilidades.

Si has escuchado sobre el tema, pero no sabes de qué se trata. Te daremos un repaso por sus características, funcionamiento y beneficios. También encontrarás unos consejos para convertir tu pyme en una microfranquicia.

 ¿Qué es una microfranquicia?

Se trata de una oportunidad de negocio que resulta beneficiosa para los emprendedores que requieren darle una solución al desempleo y subempleo. Es una gran alternativa para quienes cuentan con pocos recursos.

Al hablar de microfranquiciador, nos referimos a una empresa mediana o grande, con un modelo de negocio que se ofrece a micro-emprendedores, que no suelen tener un capital muy grande.

Se trata de una oportunidad empresarial que, al ser de fácil duplicación, puede ser desarrollada por inversionistas ubicados en diferentes países que buscan dar comienzo a sus negocios, empleando el modelo de franquicia.

Algunas de las marcas más reconocidas que desarrollan el concepto de microfranquicia son: HP en India, Coca Cola en Sudáfrica, Nestlé en Iberoamérica, Vodafone en Sudáfrica.

¿Cómo funcionan las microfranquicias?

Una microfranquicia trabaja de manera similar a una franquicia tradicional, con pocos aspectos que la hacen diferente.

Al igual que una franquicia tradicional, está la presencia de un franquiciador, quien es la persona física o jurídica propietaria de los derechos y comercialización de los productos, así como de sus servicios como marca.

También, tenemos el franquiciado, quien es la persona a la que se le hace entrega la franquicia y que se encarga de comerciar los bienes o servicios que se generan a través de este modelo de negocio.  

Una microfranquicia funciona como un concepto de negocio destinado para el autoempleo, y el cual tiene como principal propósito el avance sostenible de las empresas en pro de la sociedad.

Como se puede ver, la microfranquicia dispone de todos los elementos que conforman una franquicia, como lo son la marca y el know-how.

Diferencias entre franquicia y microfranquicia

La principal diferencia entre una franquicia y una microfranquicia es que el monto total de inversión de la segunda es más bajo. Lo que nos indica que ambas tienen las mismas características, pero en el caso de las microfranquicias son llevadas a una menor escala.

Las franquicias requieren de una inversión media o elevada, aparte el franquiciado debe buscar la manera de sobresalir en mercados que en ocasiones resultan innovadores.

Otro punto que las diferencia es que las microfranquicias suelen tener un propósito social. Por lo tanto, deben poder expresar modelos de negocio exitosos en ambientes complejos y en un contexto cultural y económico por debajo del nivel estándar.

Al igual que deben registrar beneficios para la comunidad traducidos en la generación de empleos locales.

Las microfranquicias avanzan si cumplen con algunas condiciones específicas, tales como:

  • Modelos de negocio sencillos y sistematizados.
  • Su nacimiento proviene de una necesidad existente en el mercado, la cual debe estar previamente determinada.
  • La inversión es considerablemente baja.
  • Su presencia se justifica solo en mercados de demanda.
  • Por lo general, están destinadas a clientes de bajos recursos.

Beneficios de las microfranquicias

No se necesita invertir muchos recursos y promueve el autoempleo

Las microfranquicias se han convertido en una alternativa importante en el mercado, esto gracias al requerimiento de una gran cantidad de profesionales que buscan emprender invirtiendo pocos recursos y generando el autoempleo.

Se adaptan a las posibilidades de inversión

Se caracterizan por ajustarse a la disponibilidad de inversión de los emprendedores, así como a sus recursos.

Tomando en cuenta las habilidades profesionales, cualidades personales. Al mismo tiempo que puedan disponer a las actividades del negocio.

Son negocios rentables y fáciles

Se inclinan hacia conceptos de negocio que normalmente son rentables, pero que al mismo tiempo no son tan complejos.

Las microfranquicias más comunes en la actualidad son aquellas que no necesariamente requieren de un local físico para funcionar, sino que pueden desarrollarse por medio del Internet, como lo son las tiendas online o servicios publicitarios.

Rápido retorno de la inversión

Las microfranquicias son una alternativa ideal para emprendedores que buscan incursionar en el mundo empresarial, apoyadas por un modelo de negocio exitosamente comprobado como la franquicia.

Todo esto es posible sin necesidad de invertir una cantidad elevada de dinero, con un rápido retorno de la misma.

Son una oportunidad para invertir

Una microfranquicia es sinónimo de una oportunidad de inversión en los sectores más diversos.

De esta forma, los franquiciados tendrán acceso al entorno y podrán estar al frente de su propio negocio con una pequeña cantidad de dinero.

Diferentes sectores

Hay una amplia gama de microfranquicias que pueden ser de tu interés. Sectores con gran demanda en el mercado y que cubren una necesidad.

Así, puede ser de servicios, para vender un producto, netamente comerciales, entre otras. Además, cuentan con el respaldo y la formación de la franquicia central.

¿Cómo convertir tu pyme en una microfranquicia?

Si eres el propietario de una microempresa y deseas transformarla en una microfranquicia, existen una serie de recomendaciones que debes seguir para conseguirlo. Estas son algunas recomendaciones:

  • Tu negocio debe haber estado en funcionamiento por lo menos dos años para que puedas conocerlo y manejarlo plenamente.
  • Los procesos deben estar estructurados para que puedas demostrar que tu modelo de negocio funciona adecuadamente.
  • Se debe disponer de una o varias sucursales que funcionen con el mismo sistema.
  • El franquiciador debe motivar a otros para que se unan a su modelo de negocio. 
  • Algunas ideas que suelen servir de incentivo es ofrecer financiamiento, publicidad y formación.

 Algunos negocios que son perfectos para convertirse en microfranquicias son:

  • Estéticas
  • Puestos de alimentos y bebidas
  • Papelerías
  • Servicios de reparación de calzado
  • Cerrajerías.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.