Qué es el método AIDA y cómo puedes aplicarlo en tu estrategia de marketing

Qué es el método AIDA y cómo puedes aplicarlo en tu estrategia de marketing

Hay algunas técnicas de marketing que son más novedosas, otras ya tienen mucho tiempo en el mercado, como es el caso del método AIDA, ¿lo conoces? Seguramente sí, pues se utiliza desde hace más de 100 años. Y a pesar de su antigüedad, sigue siendo una técnica muy efectiva.

Se trata de una de las más empleadas en el marketing digital. Y es que permite acompañar a los compradores durante las diferentes etapas de la venta. Así, tendrás la oportunidad de usar las estrategias correctas en cada fase.

A continuación, te hablaremos más sobre este método, conocerás su origen, las diferentes etapas que lo componen y cómo puedes sacarle el máximo provecho para que tu negocio incremente sus ventas. ¡Sigue leyendo!

¿Qué es el método AIDA?

Sabemos que los usuarios pasan por diferentes fases durante el proceso de ventas. Y. precisamente, esas estapas son las base del modelo AIDA. 

De tal manera que se conoce como la secuencia en la que un vendedor guía a sus potenciales clientes hasta el objetivo: la venta.

Este término comprende el siguiente acrónimo:

  • Atención.
  • Interés
  • Deseo.
  • Acción.

El origen de esta metodología surgió en el año 1899, cuando el publicista Lewis planteó el objetivo de optimizar las ventas; mediante la interacción entre el comprador y el vendedor durante las diferentes etapas.

Lo mejor del método AIDA es que, a pesar de tener sus años, sigue vigente. Además, se ha ido adaptando a las diferentes tendencias del marketing.

Etapas del modelo AIDA

El proceso de compra es lo primero que tenemos que tomar en cuenta para entender más sobre el método AIDA.

Así, sabemos que este proceso incluye las diferentes fases que tiene el comprador. Detecta la necesidad, y la resuelve al comprar el servicio o producto que necesita.

Las etapas que lo comprenden son:

  1. Detección de la necesidad. Comienza la búsqueda para solventar su problema.
  2. Compara y evalúa las diferentes alternativas.
  3. Realiza la acción o la compra.

Pasos para aplicar el modelo AIDA

Ya que tenemos una idea de lo que busca esta técnica, veamos cómo podemos aplicar el modelo AIDA en una marca:

Atención

Esta etapa, hoy en día, suele ser la más difícil. Recuerda que estamos bombardeados de información: redes sociales, anuncios, campañas de email marketing, entre otros. Todo esto forma parte de las estrategias de los negocios para captar la atención del consumidor.

Para tener éxito en este paso es importante conocer por qué una persona decide comprar. Es decir, entender cuál es su motivación. Entendiendo esto, podremos establecer una propuesta diferente, con un valor que ataque su necesidad.

Si planteas interrogantes, podrás despertar la atención de tu público objetivo. Combina las preguntas con los puntos de dolor de tu buyer persona.

Interés

Ahora ya tenemos la atención de los usuarios. Así que llegó la hora de hacer que se interesen en lo que ofrecemos. ¿Cómo lograrlo? Demostrando que tu producto o servicio representa una solución a sus problemas.

La empatía es fundamental, pues le demostrarás a tu cliente que lo entiendes, que sabes lo que ocasiona su problema; y que estás allí para ayudarlo.

Es importante medir las respuestas en este paso, lo lograrás prestando atención a estas métricas:

Sabrás que has llamado su atención, porque estarán más tiempo viendo tus páginas de ventas. También serán hacía secciones informativas que les ayuden a saber más sobre tu oferta. 

Deseo

Con la atención y el interés del comprador, tenemos la oportunidad de aumentar el deseo. El objetivo aquí es demostrarle a ese potencial cliente que eres la mejor alternativa. 

Demuéstrale por qué tu producto o servicio es el mejor, de qué forma te diferencias de la competencia y de qué manera cambiará su vida a partir del momento de la compra.

Este paso tiene un efecto transformador, que puede hacer que se concrete (o no) la venta. ¿Cómo aumentar el deseo de compra? Presta atención a los siguientes consejos:

  • Crea una oferta irresistible.
  • Resalta los beneficios.
  • Haz demostraciones de tus productos.
  • Proporciona contenido educativo.
  • Demuestra tu factor diferenciador.
  • Genera confianza.
  • Empatiza con los clientes.
  • Responde a sus dudas.
  • Ofrece paquetes exclusivos.
  • Utiliza bonos de descuentos. 
  • Destaca los testimonios de otros compradores.

Una vez que implementes tus estrategias, es importante analizar el comportamiento. Es decir, el resultado de tus acciones. Puedes usar Google Analytics para ello y fijarte en el promedio de tiempo de la página.

Acción

Esta es la etapa decisiva, la del cierre de ventas. Tu cliente tendrá la posibilidad de adquirir su producto; ya que tienes su atención, se ha interesado por lo que ofreces, y, además, has aumentado su deseo.

El papel de tu página de aterrizaje es fundamental en esta fase. Procura que sea un diseño con llamados de acción, que faciliten al futuro comprador el proceso de pedido y pago. Es decir, ofrece experiencias fáciles, cómodas, agradables para tus usuarios.

Prueba con algunas palabras que inviten a la acción, por ejemplo:

  • Completa tu registro.
  • Únete.
  • Prueba.
  • Descarga.
  • Consigue.
  • Compra.
  • Llama.
  • Comienza.
  • Participa.

También puedes acompañarlas con llamados de urgencia, por ejemplo: «ahora», «gratis», «ya».

Las ofertas de duración limitada también funcionan muy bien. ¿La razón? Los usuarios responden a los llamados de urgencia, porque desean el producto y no quieren perderse la oportunidad. Esta alternativa es excelente para que actúe de inmediato y concrete la compra.

Algunos ejemplos de duración limitada son:

  • Compra hoy y ahorra un 30%.
  • Últimos cupos, asegura tu cupo.
  • Quedan tantos días para que termine la oferta.
  • Oferta hasta agotarse la existencia.

Otras estrategias que puedes utilizar son:

  • Envío gratuito con la compra de tantas unidades.
  • Cupón de descuento con la compra de un producto en específico.
  • Ofrecer muestras del producto, o periodos de prueba.

Recomendaciones para tener éxito con el método AIDA

  • Crea títulos que impacten.
  • Incluye las palabras clave.
  • Optimiza el diseño de tu página.
  • Proporciona contenido interactivo.
  • Recurre al storytelling para generar emociones que conecten al usuario con tu marca.
  • Destaca los CTA en posiciones estratégicas en tu landing page.
  • Facilita la compra.
  • Ofrece métodos de pagos seguros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.