Core Web Vitals: qué son y cómo pueden ayudarte a optimizar tu sitio web

Core Web Vitals: qué son y cómo pueden ayudarte a optimizar tu sitio web

Google, en la búsqueda de mejorar la experiencia del usuario, se han encargado de crear e implementar un grupo de métricas: Core Web Vitals, llamadas también por su traducción al español como: Métricas Web Principales.

Las métricas Core Web Vitals, son estándares para medir la experiencia de una página. De esta manera, si un sitio cumple con estas métricas, será posible que consiga obtener un mayor tráfico. El objetivo es tener usuarios más felices y obtener altos índices de conversión.

 ¿Qué son las Core Web Vitals?

Las Core Web Vitals son métricas que permiten establecer el tipo de experiencia tienen los usuarios que visitan una página.

Así, comprende un grupo de señales fundamentales que fueron creadas por Google en su algoritmo para determinar el nivel de usabilidad de un sitio web.

Los indicadores que realizan esta medición son los siguientes:

  • Largest Contentful Paint (LCP): que permite medir el tiempo de carga de una página.
  • First Input Delay (FID): mide la cantidad de tiempo que el usuario interactúa con la página.
  • Cumulative Layout Shift (CLS): se encarga de medir la estabilidad del contenido mientras la página se carga y el usuario interactúa en ella.

¿Qué tan importantes son las Core Web Vitals para tu página?

Las estadísticas de Google aseguran que si un sitio web sigue los parámetros establecidos por cada métrica de Core Web Vitals, habrá menos posibilidades de que el usuario desista de visitar la página.

Las Core Web Vitals actúan como si los sitios web tuvieran la misma cantidad de tráfico, con tan sólo adaptar la carga de la página. Conociendo estos resultados, ya tienes una muestra de lo esencial que son para la aplicación de tus estrategias SEO y para obtener resultados comerciales favorables.

Para los usuarios, optimizar la velocidad y la estabilidad de una página, se traduce a la creación de trabajos más fluidos, rápidos e ininterrumpidos.

Gracias al uso de estas métricas, obtendrás diversos beneficios para tu página, esto debido a que:

  • Los usuarios encontrarán y realizarán con mayor facilidad sus tareas.
  • Tu marca tendrá una mejor relación con su audiencia, mayor cantidad de tráfico y las conversiones aumentarán.
  • Se optimiza la experiencia de búsqueda en la web.
  • Tus sitios web obtendrán un mejor posicionamiento en el motor de búsqueda.

¿Cuáles son las Core Web Vitals?

Largest Contentful Paint (LCP)

Esta métrica se encarga de medir la velocidad a la cual la página se carga por completo para que el usuario pueda disfrutar su contenido.

Su traducción al español es “la mejor impresión de contenido”. Con LCP, se puede medir la velocidad de carga por tiempo de renderizado, hasta que el elemento de mayor tamaño (imagen, vídeo o texto) sea visto por el usuario en la pantalla, dando por sentado que se trata del contenido principal de la página. Factores como el tiempo del servidor, CSS y JavaScript pueden verse influenciados.

Una de las recomendaciones por parte de Google, es que el Largest Contentful Paint se mantenga por debajo de 2,5 segundos.

First Input Delay (FID)

Esta es la métrica que permite medir la velocidad de respuesta a la primera interacción del usuario con la página. Esta interacción puede tratarse de un clic o un control de JavaScript.

Su traducción al español es “retardo de la primera entrada”. Lo que nos indica que esta métrica es el tiempo desde que el usuario realiza su primera interacción hasta que el sitio web procesa una respuesta a esa interacción.

Esta acción dura milisegundos. Por lo general, el retardo suele ocasionarse por otros procesos, como cuando se carga un archivo de gran tamaño de JavaScript en paralelo.

Google recomienda que el tiempo del FID no supere los 100 milisegundos. De esta forma, el usuario obtendrá una rápida respuesta y no optará por abandonar la página.

Cumulative Layout Shift (CLS)

Por medio de esta métrica, se puede medir la frecuencia y lo grave que pueden ser los cambios inesperados en el diseño de una página. En español, esta expresión significa “cambio de diseño acumulativo”.

Los cambios inesperados suelen suceder cuando un elemento de la página modifica su lugar en el momento en el que el usuario se encuentra interactuando dentro de ella. Un ejemplo de esto ocurre cuando el usuario va a hacer clic en una opción, y en ese instante un elemento se carga modificando la posición de esa opción.

Los movimientos inesperados más comunes que pueden ocasionar que la experiencia del usuario en la página sea interrumpida son:

  • Los elementos más pesados.
  • Imágenes sin un tamaño predeterminado.
  • Anuncios redimensionados de forma automática.

Para evitar cualquier inconveniente, Google ha establecido una puntuación de cambio de diseño, la cual resulta de multiplicar la Fracción de Impacto (mide cómo el elemento inestable impacta en la visualización) y la Fracción de Distancia (mide cuánto se ha movido el elemento en el diseño).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.