Zona de confort: cómo evitar que interfiera en tu carrera

Zona de confort: cómo evitar que interfiera en tu carrera

Sí, a todos nos gusta la comodidad, la tranquilidad, pero podrías tener problemas en tu carrera, si esto llega a convertirse en un hábito que dé paso a la zona de confort. ¿Crees que últimamente estás sacando muchas excusas para concretar tus proyectos?

Si la inseguridad y la ansiedad se están apoderando de tus días, es el momento de tomar acciones. Plantearte alternativas que te permitan sentirte mejor, más productivo.

¿Progresas o te estancas? Definir esta línea en tu vida personal, o en tu carrera profesional, te ayudará a despertar de una zona que, aunque a simple vista parece ser muy cómoda, podría hacerte daño.

A continuación, mostraremos detalladamente qué es la zona de confort y algunos consejos para salir de ella, ¡toma nota!

¿Qué es la zona de confort?

Cuando hablamos de la zona de confort, nos referimos al estado mental; y el comportamiento que la persona adopta porque lo considera cómodo y placentero. Es así como surge una rutina que evita factores como: presión, miedo, riesgo o ansiedad.

Es decir, es el estado que el sujeto considera cómodo, ya que no hace ningún esfuerzo y tampoco arriesga nada, sin embargo, tampoco avanza ni crece.

Las personas deberían preguntarse si en verdad es favorable estar en esta zona, pero realmente no resulta tan fácil como se ve.

A pesar de que se haya hecho común esta expresión, es psicológicamente considerada algo negativo desde el año 1908.

En ese año, los doctores Robert M. Yerkes y John D. Dodson, dos reconocidos psicólogos, notaron que ese estado de comodidad genera cierto nivel de rendimiento, pero no aumenta si la persona no se expone a un grado de ansiedad, riesgo o excitación.

Como puedes, ver si quieres superarte a ti mismo, tienes que salir de ese colchón de comodidad.

¿Por qué entrar en la zona de confort puede representar un riesgo para tu carrera?

Lo más probable es que estar en tu zona de comodidad no te permita superarte, ya que estarías haciendo lo mismo constantemente.

Para tener una idea de lo inoportuno que puede resultar estancarte, te mostraremos las desventajas que trae quedarte en ese estado:

Pierdes la confianza

Al principio, puedes sentirte cómodo, pero con el tiempo notarás que no hay avances en tus metas y empezarás a dudar, a pensar de más sobre tus aptitudes, habilidades o competencias laborales. Esto podría causarte ansiedad.

Aparte, es probable que al ver avances en otras personas, repentinamente desarrolles mucha inseguridad.

Perder la confianza puede ser peligroso, puede ser el comienzo de una caída en diferentes áreas, no solo en la laboral. Además de que puede causar problemas de depresión u otras enfermedades mentales.

Pones límites a tu desarrollo

Al quedarte en tu zona de comodidad, creas una rutina de comportamientos, lo que también evitará que avances.

Evitar salir de ese estado, probablemente frene tu crecimiento profesional o personal, esto sin importar tus talentos o conocimientos.

Te distrae de los objetivos

Otra desventaja que le podemos sumar a estar en la zona de confort, es que evita que enfoques tu atención a tus sueños y metas.

Al entrar en este estado, puede que rechaces de manera consciente o inconsciente retos que son parte de las metas o sueños que te has planteado.

Sin riesgos ni responsabilidades

Es un hecho que tu área laboral o negocio te ofrece más responsabilidades y riesgos, estas pueden ser la clave de conseguir una buena posición y crecimiento continuo.

Pero estar en esta zona te impulsará a evitar tomar estos riesgos e ir por un camino más seguro. Esto te puede dejar estático o en el peor de los casos: decaer.

No aprovechas las oportunidades

Si estás en la zona de comodidad, desaprovecharás las oportunidades. Piensa en algo: las cosas materiales como el dinero vuelven, pero el tiempo que gastas no puede volver. 

Estancarte te hará perder un lapso de tiempo donde se pueden presentar oportunidades nuevas. Lo mejor es evitar que esto suceda.

Cómo salir de la zona de confort: consejos para evitar que acabe con tu carrera

Si crees que la zona de confort es peligrosa, después de leer todo lo anterior, puedes tomar los siguientes consejos para salir de ese estado, enfocándote en cosas como:

Desarrolla la creatividad

Hacer esto es crucial, debido a que es la aptitud que cambiará tu vida de forma positiva.

Para algunas personas, la creatividad es sinónimo de proactividad, emprendimiento e innovación. La verdad es que, aunque a veces conlleva a tomar riesgos, puede tener un buen resultado.

Despierta a ese curioso intelectual

Conocer nuevos temas, áreas de conocimiento y disciplinas te empujan a salir de tu zona de comodidad. Las personas también relacionan a este fenómeno con conformismo, desinterés y apatía.

Consejo: cuando te intereses por un tema, investiga sobre él para emocionarte e impulsarte a salir de este estado mental.

Fomenta habilidades sociales

Tratar con nuevas personas constantemente puede llevarte a conocer nuevas maneras de pensar; y también a ayudarte a plantearte nuevos objetivos y metas.

Esto también te hará ver que es importante ser arriesgado y racional al mismo tiempo, pero aún más importante es ser optimista.

Crea desafíos, ¡y cúmplelos!

La salida de la zona de confort es algo clave para el crecimiento personal y profesional, ya que no llegaremos a donde queremos si solo hacemos lo necesario y no nos esforzamos.

Lograr nuestras metas implica riesgos y hacer cosas que no conocemos, esto puede provocarnos algo de inseguridad.

Como dato interesante: un grupo de psicólogos realizaron un estudio que muestra que un poco de ansiedad puede resultar ser positivo en nuestro camino, pero no en exceso.

 Por eso, te sugerimos que utilices situaciones que te provocan algo de ansiedad en estímulos para seguir adelante, claro, tampoco hay que llegar a situaciones extremas.

Un paso al frente a las excusas

Prevé las excusas que piensas que vas a usar. Tienes que ser consciente de que, al imponer objetivos, estos tendrán retos y riesgos.

Si estás en tu zona de confort, lo más probable es que vayas a poner excusas ante todo. Así que evita estos distractores. 

Una buena idea es hacer una lista de los “peros” que más te planteas, luego combínalos con las soluciones, añade el beneficio que traerá eliminar las excusas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.