¿La compra de seguidores en Instagram afecta negativamente a tu marca?

¿La compra de seguidores en Instagram afecta negativamente a tu marca?

Puede que en algún momento te hayas sentido tentado a recurrir a la compra de seguidores en Instagram, y es que hay una serie de anuncios que te incitan a hacerlo. Tal vez te pueda parecer ventajoso en un principio, pero al igual que cuando se agarra un atajo, al final no vale la pena.

Las consecuencias de dejarte llevar por lo aparentemente fácil pueden resultar en un desastre. Esto debido a que Instagram trabaja con un algoritmo que se actualiza constantemente con la finalidad de eliminar las cuentas e interacciones consideradas falsas o de baja calidad.

¿Cómo se compran los seguidores en Instagram?

Las formas más comunes para comprar seguidores en Instagram son:

Más seguidores

La forma más fácil de obtener más seguidores es gastando dinero. Pero esto puede generarte inconvenientes, ya que Instagram puede encontrar a los seguidores falsos, que se esconden tras cuentas ficticias, y puede prohibirlos. Además, no podrás conseguir un buen engagement para tu negocio.

Seguir y dejar de seguir

Para aplicar este método debes buscar la etiqueta de Instagram: #FollowForFollow. Sigues una cuenta, y posteriormente, esa cuenta te sigue.

Este método tal vez te parezca no tan complicado como el primero, pero de igual manera no es una forma orgánica de que tu número de seguidores crezca.

Comprar seguidores de una sola vez

Sucede cuando una persona toma la decisión de comprar un número elevado de seguidores de una vez. Y desde luego, esta acción resultará más sospechosa para Instagram.

Sistema por goteo

Se trata de ir aumentando los seguidores de una forma gradual, es decir, que cada cierto periodo se obtienen nuevos seguidores.

Comprar cuenta con seguidores incluidos

También existe la posibilidad de que te encuentres con personas que venden cuentas que tienen muchos seguidores. Como se trata de cuentas que no son propias, el contenido será diferente y la audiencia estará en desconocimiento de los que tu negocio ofrece.

¿Qué tan malo es comprar seguidores?

En el momento en el que la plataforma de Instagram analiza un perfil, no solo toma en consideración el número de seguidores. La red social cuenta con otras métricas que permiten ayudar a determinar el impacto engagement real que poseen ciertas publicaciones de una cuenta.

Entre los otros elementos que son estudiados en una cuenta sospechosa son: el número de likes, los comentarios, las veces que se guardó un archivo y se compartió, entre otros. Con el análisis detallado de estas estadísticas, se puede calcular el engagement o nivel de fidelización de los seguidores de una cuenta.

Son muchos los riesgos e inconvenientes que puede causar la aplicación de este método de compra de seguidores en Instagram. Entre ellos podemos mencionar:

Cero engagement genuino

La principal razón por la que una persona decide comprar seguidores es para hacer que crezca su engagement. Pero la realidad es que esto no es tan sencillo como parece.

La verdad es que estás comprando cuentas falsas. Por lo tanto, la interacción solo se basará en un comentario genérico de “buen post”.

Tu cuenta se delata por sí sola

Hay cosas que no pueden pasar desapercibidas. Por lo tanto, hay indicios que dejan al descubierto que compraste seguidores. Las formas más comunes que delatan a tu cuenta son:

  • La proporción de “me gusta” y el número de seguidores es demasiado alta.
  • Tienes servicios de compras parecidos que siguen tu cuenta.
  • Las cuentas que dan “me gusta” a tus publicaciones, tienen una actividad casi nula.

Penalizaciones y suspensiones

Si de penalizar cuentas con seguidores falsos se trata, la red social Instagram se caracteriza por ser implacable.

La plataforma ha actualizado sus términos de uso con respecto a la identificación y eliminación de cuentas falsas. También, se están eliminando la interacción que venga de aplicaciones de terceros diseñadas para aumentar la audiencia. Por supuesto, que entre las restricciones se encuentra la compra de seguidores.

Además, existe el riesgo latente de que Instagram suspenda por completo tu cuenta por motivo de prácticas no éticas.

Spam

Los seguidores que compres obviamente serán falsos, pero además habrá algunas cuentas que tienen incorporado spam.

De igual forma, es posible que para comprar seguidores deberás dar tu dirección de correo electrónico, existe una gran posibilidad de que entren publicaciones de spam. Y peor aún, estos spammers podrán tener acceso a tu comunidad, a quienes también se les repartirá spam.

Poco interés en tu marca

Los seguidores falsos que consigas no se preocuparán por conocer tus productos y mucho menos por adquirirlos, tampoco serás recomendado a otras personas. Por lo tanto, no existe beneficio en gastar dinero con la compra de seguidores.

Las empresas no seleccionan a sus influencers solo tomando en cuenta el número de su comunidad. También recurren a varias herramientas que permiten tener una idea de cuáles son las cuentas poco confiables.

La temida lista negra

Si te consideran una persona con poca credibilidad, no solo tus ingresos se verán afectados, sino que pasarás directamente a la lista negra.

La confianza es la base fundamental del marketing de influencers, por ello, las marcas buscan asociarse con influencers verdaderos, que cuentan con seguidores obtenidos de manera orgánica. Al enterarse de que has actuado de una forma deshonesta, tu negocio será cuestionado.

Si realmente quieres invertir en tu marca para aumentar tu alcance, de una forma honesta, puedes optar por los anuncios de Instagram, a través de los cuales también podrás atraer seguidores reales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.