Las etapas del embudo de marketing: cómo utilizarlas para obtener más ventas

Las etapas del embudo de marketing: cómo utilizarlas para obtener más ventas

Si desconoces cómo es tu embudo de marketing, es muy probable que estés perdiendo clientes y tus ventas disminuyan. Son muchas las empresas que no tienen ni idea de qué se trata. Todo lo contrario ocurre con quienes sí conocen las diferentes etapas y ponen en práctica este modelo.

En este artículo, podrás conocer cuáles son las diferentes etapas del embudo de marketing y todos los pasos que debes considerar para que tus clientes potenciales aumenten, al mismo tiempo que tus ventas.

¿Qué es el embudo de marketing?

El embudo de marketing, también llamado Embudo de Conversión, es un modelo utilizado en el marketing digital, en el que se establecen una serie de fases que deben ser efectuadas por el usuario para cumplir con un objetivo específico. Por lo general, el objetivo al que se desea llegar con un Embudo de conversión es que el usuario pase a ser un cliente.

Gracias a esta técnica de marketing, se pueden establecer los pasos que un usuario debe seguir para llegar a convertirse en cliente. Este proceso se basa en diferentes etapas que influyen en la toma de decisiones de los clientes.

Aplicándolo, se puede conocer el porcentaje de usuarios que van completando cada una de las fases, desde que se accede a la web oficial hasta que se logra convertir en un cliente. Al tener la posibilidad de visualizar estos números, es posible tomar decisiones que te permitan optimizar aquellas fases en las que se pierden clientes.

¿Cuáles son las etapas del embudo de marketing?

Para lograr el proceso de conversión,se establecen unas etapas básicas. Dependiendo de la estrategia empleada por cada empresa, pueden existir más o menos etapas. Las fases o etapas básicas son:

  • Atención (Parte superior del embudo).
  • Interés (Medio del embudo).
  • Intención/Acción (Parte inferior del embudo).
  • Lealtad/Fidelización (Embudo posterior).

Etapa de Atención

En la primera etapa del embudo de marketing, se encuentra un elemento fundamental: la conciencia. La mayoría de los especialistas, aseguran que la forma más eficaz de conocer una marca es a través del marketing de contenidos.

Conocer a plenitud una marca, ocurre cuando los clientes potenciales se percatan de dicha marca o producto. Este conocimiento suele darse al visualizar un anuncio en una red social o cuando en los resultados de búsqueda te aparece el sitio web del negocio.

Para que logres que tu marca sea vista por un gran número de personas, puedes valerte de diferentes estrategias, tales como: marketing de contenido, marketing en las diferentes redes sociales, optimizar los motores de búsqueda y anuncios pagos.

Entre las técnicas más recomendadas para obtener la atención de tus clientes potenciales están:

  • Generar y publicar contenidos.
  • Optimización SEO.
  • Link Building.
  • Participar en foros y en las diferentes redes sociales.
  • Publicar contenido en distintas páginas web.
  • Campañas de Performance, PPC o Pago por Clic.
  • Campañas offline.

Para determinar cuándo un usuario ha completado la etapa de atención, debes registrar el momento en el que accede en una de las páginas de tu sitio web.

Etapa de interés

Durante esta etapa, el usuario que visita el sitio web se convierte en un contacto. Esto ocurre cuando el usuario llena un formulario con una información sobre sus datos de contacto. Es justo en este momento cuando el futuro cliente se da a conocer, con datos como su nombre, apellido, email, ubicación, intereses, etc.

En esta segunda etapa del embudo de marketing, los clientes potenciales empiezan a conocer todo lo referente a la marca. El interés, comúnmente, surge al leer una publicación, al ver un vídeo sobre el producto o al visitar el sitio web de la marca.

La recomendación es que se siga mostrando a los clientes potenciales contenido valioso, para que de esta manera puedan tener la mayor información posible sobre el producto o servicio que ofreces. Todo esto puedes lograrlo con actividades simples como publicaciones de blog, vídeos, infografías, libros electrónicos, seminarios web, etc.

También, es aconsejable que tu infraestructura web sea óptima y con una interfaz sencilla e intuitiva, para así lograr que la navegación de los clientes potenciales sea más cómoda.

Durante esta etapa se debe tener en consideración lo siguiente:

  • El usuario busca información sobre los productos o servicios indagando los distintos sitios web que comercializan las marcas.
  • Para que el sitio web sea de interés para el usuario, este debe ser intuitivo y de sencilla navegación.
  • Para ganar la confianza y el interés de los usuarios, el contenido de la página debe ser valioso.
  • Se debe evitar presionar al usuario, para que así tenga una experiencia agradable y responda de manera positiva en las etapas posteriores.
  • Al tener acceso a los datos de contacto del usuario, podrás comenzar con la siguiente etapa.

Etapa de intención o acción

Siguiendo con las etapas del embudo de marketing, tenemos la fase de la intención o acción. En esta etapa ya los clientes potenciales tienen cierto interés en tu producto o servicio, y se encuentran en el momento de considerar efectuar la compra del mismo.  Aquí, tendrán la opción de añadir el producto que ofreces a su carrito o seguir obteniendo información más detallada sobre él.

Durante esta etapa, si el cliente realiza la compra del producto o servicio, se determina si se logró la conversión. 

Si el porcentaje de conversión no es el deseado, será necesaria una revisión de las diferentes fases anteriores del embudo de marketing, para así hacer las correcciones que se requieren para alcanzar el objetivo.

Etapa de fidelización

En la última etapa del embudo de marketing se encuentra la lealtad o fidelización. Las estadísticas aseguran que un porcentaje considerable de negocios exitosos, emplea el marketing de contenidos como una estrategia para obtener la lealtad o fidelización de los clientes a la marca.

Durante esta fase, los clientes ya realizaron la compra del producto o servicio. Pero aun así, es importante que se le siga ofreciendo al cliente contenido y soporte. Con ello, tendrás la seguridad de que serán leales a tu marca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.