Asistente virtual: la profesión multitarea que está liderando el mercado

Asistente virtual

La externalización de los servicios está más presente que nunca. Y es que, además de los diferentes cambios en hábitos que ha experimentado la sociedad en los últimos años, la modalidad del teletrabajo es una de las principales tendencias. Entre las diferentes opciones, el puesto de asistente virtual es una de las profesiones que más demanda tienen.

Después de cambiar drásticamente el entorno laboral, han surgido nuevas necesidades. Ahora, trabajar desde casa es una de las alternativas más rentables que tienen los autónomos. De esta forma, obtienen ganancias por prestar sus servicios por horas, como es el caso de los asistentes virtuales. 

Si quieres saber en qué consiste el trabajo de asistente virtual, te hablaremos más en las siguientes líneas. Quizá puede que te animes y emprendas en este interesante mundo digital.

¿Qué hace un asistente virtual?

Si te preguntas qué tan rentable puede llegar a ser trabajar como asistente virtual, la respuesta es: ¡muy rentable! Además de que es posible obtener ingresos por las horas que trabajes, también tendrás las ventajas de trabajar desde casa; así no necesitas mucho tiempo ni inversión. 

El trabajo de asistente virtual consiste en prestar apoyo administrativo a diferentes empresas. De esta manera, los negocios que no tengan el tiempo necesario (o suficiente personal), delegan tareas como gestión de redes, atención al cliente, facturación, agenda, procesos contables, entre otros. 

Se trata de una profesión multitarea. En el que se requiere tener experiencia en diferentes ramas empresariales. Esta interesante alternativa representa una gran ventaja, ya que cubre las demandas de la empresa y permite a los emprendedores obtener ingresos.

Y entre las actividades más frecuentes están:

Gestiones

Sabemos que manejar un negocio implica cumplir con una serie de compromisos; esto deja muy poco tiempo libre para dedicarse a otras tareas. Así que un asistente virtual es la persona idónea para llevar la agenda y organizar las ocupaciones.

Tareas como las citas con los clientes, las reuniones, organización de contenidos, gestión de tiempo, mentorías, necesitan una planificación; tarea que puede realizar fácilmente un AV.

Gestión del correo electrónico

El líder de un negocio recibe un sinnúmero de correos al día. Si este se dedica a leerlos, y a responderlos, pasará una gran parte de su tiempo sobre esta actividad. En ese sentido, el perfil de asistente podrá atender todas las solicitudes por email y gestionarlas.

El trabajo consiste en gestionar la bandeja de entrada. Responder, descargar archivos, organizarlos, y notificar sobre las novedades.

Atención al cliente

El proceso de captación de clientes es una tarea indispensable, pero que consume mucho tiempo. Y no todos los emprendedores tienen el tiempo suficiente para dedicar la atención que merece cada usuario. Aquí la asistencia virtual es primordial, definitivamente una gran ayuda.

Facturación

Algunas pymes, sobre todo cuando se están estableciendo, no cuentan con todo el personal completo. En ocasiones, tampoco cuentan con el dinero suficiente para hacer un pago mensual y cumplir con todos los requisitos legales para mantener un staff. 

Y como esta área es una de las más importantes del negocio, es necesario tener a una persona que realice las tareas. La gran ventaja es que el asistente virtual es capaz de hacerlo de forma efectiva y en poco tiempo. Se trata de una tarea puntual.

Planificación

Algunos emprendedores se dedican a captar clientes a través de eventos. La planificación de estos requiere de muchas gestiones, que fácilmente puede hacer un asistente virtual. 

Así, tendrá en sus manos la responsabilidad de buscar hoteles, transporte y otras actividades que son frecuentes en estos eventos.

Informes

Si eres un asistente virtual, y te contratan para un proyecto. Deberás documentar todo lo que hagas, esto será de gran ayuda para que tu cliente pueda entender las actividades pendientes, las tareas en curso y las gestiones en las que has ayudado.

¿Qué se necesita para ser un asistente virtual?

El perfil de un AV debe ser multidisciplinar, es decir, la persona debe ser capaz de tener habilidades en diferentes áreas del negocio.

Generalmente, son tareas que se necesitan en cualquier empresa: atención, facturación, gestión, control, entre otras. 

Otras características con las que debe contar son:

  • Habilidad para investigar.
  • Buena red de contactos.
  • Saber comunicarse con los clientes.
  • Ser organizado.
  • Ser versátil.
  • Manejar herramientas digitales.
  • Adaptación a los cambios.
  • Habilidad para resolver las diferentes situaciones que se pueden presentar. 
  • Honestidad y lealtad; ser capaz de ganarse la confianza de los clientes y asumir puestos de responsabilidad.
  • Creatividad e innovación. 
  • Capacidad para aportar nuevas ideas.

¿Cuánto puede llegar a ganar un asistente virtual?

Hemos llegado a los datos más interesantes. Y es que para emprender en un negocio, es importante conocer cuál es la retribución económica. Así que si quieres trabajar por tu cuenta, y aprovechar esa experiencia, es una buena oportunidad para que emprendas. 

Un asistente virtual cobra por horas. Dependerá de la cantidad de horas que dedique a la semana y de su experiencia. Un emprendedor en esta rama puede llegar a cobrar de 10 a 55 euros por hora.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.