Aumento de la producción: ¿cuándo es necesario y qué estrategias utilizar?

Aumento de la producción: ¿cuándo es necesario y qué estrategias utilizar?

Todo cambia, y el mundo de los negocios no es la excepción. Muchas han sido las historias de aquellos empresarios que logran elevar sus ganancias, impulsadas por una creciente demanda del producto que ofrecen. La pregunta es ¿cuándo es necesario acudir al aumento de la producción? ¿Cuáles son las estrategias idóneas?

Sigue leyendo para responder esta y otras preguntas. Te daremos unas claves sobre cómo mejorar tu producción e impulsar el desarrollo de tu producto.

Razones para recurrir al aumento de la producción

Antes de saber por qué es necesario aumentar la producción, definamos qué significa: es la relación entre la cantidad de productos (outputs en inglés) que realiza una empresa y la serie de factores productivos (inputs en inglés) que utiliza para lograrlo. 

Entonces nos lleva a saber la importancia de aumentar este índice (outputs-inputs) porque es gracias a los resultados de este, dependerá la competitividad que se obtenga a través del sistema productivo nacional.

Sin embargo, ¿cuáles son estas razones que nos pueden llevar a tomar la decisión de incrementar o escalar la producción y de esta manera aumentar las ventas?

  • Existe una demanda realmente excesiva.
  • El mercado cambió, así que es necesario que se implemente una producción de acuerdo a este.
  • Querer expandir la empresa.
  • Objetivos de crecimiento.
  • Método para ampliar la planta.

Si conoces las necesidades de tu mercado, sabrás cuándo es necesario aumentar la producción. Pero hay que destacar que esta es una decisión que no se toma a la ligera, ya que si no estás convencido de que esta sea la mejor opción, debes detenerte aquí y analizarlo con calma.

Claves para tener éxito escalando la producción

Analizar el mercado

Es el primer paso que se debe hacer, si bien puede parecer algo obvio, muchas veces se pasa por alto. Siempre lo más conveniente es analizar tu mercado para determinar detalles cruciales, como lo es la demanda del producto.

Así, al momento de tomar la decisión lo harás con la seguridad de que no es una inversión de la cual te puedas arrepentir. Y, por supuesto, siempre con un plan de contingencia.

En este sentido, si notas que tu producto está siendo cada vez más demandado por el público, no debes cegarte y tomar decisiones apresuradas. Tómate tu tiempo para pensar hasta el más mínimo detalle. Recuerda que de lo contrario podrías tener pérdidas. 

Podemos tomar en cuenta los sucesos de los últimos años a causa de la pandemia, la mayor parte del mundo ha sufrido una pausa en sus actividades. Aun así, esto no ha impedido que durante todos estos meses la demanda de ciertos productos. 

Un ejemplo claro sucede con el caso de las bicicletas, como una alternativa para el transporte urbano. Pero si bien la demanda aumentó, los gerentes de las grandes empresas no decidieron aumentar su producción de la noche a la mañana.

Revisión de los procesos y recursos

Siempre debes mantenerte al tanto de lo que sucede, ya que así tendrás la certeza de que todo funciona como debe ser. Y, a su vez, te sirve para la preparación de la empresa.

Revisar la maquinaria, la cadena de producción. Cuán preparados están tus empleados, los procesos que se llevarán a cabo, el área comercial y administrativa, los proveedores y distribuidores… Son estos detalles los que marcan la diferencia para que el aumento de la producción no se convierta en un dolor de cabeza.

Automatizar los procesos

La tecnología hace que muchos procesos sean más fáciles de llevar a cabo. Por lo tanto, aprovechar este recurso es crucial para lograr tus objetivos de manera más sencilla

Y en cuanto a términos de producción se refiere, los procesos automatizados serán tu mejor estrategia. Es muy sencillo saber por qué es tan requerida, te facilita todo el trabajo. Solo debes asegurarte que las máquinas se mantengan en perfecto estado.

Recurrir a herramientas de gestión

La variedad de herramientas para la gestión industrial que podrías utilizar te permitirán encontrar algún problema en la línea de producción. Además, te guiarán sobre cuál es el mejor camino a seguir

Algunas de estas herramientas de gestión industrial son: el diagrama de Pareto, basado en la regla 80/20. Por otro lado, tenemos los diagramas de causa-efecto, afinidad, análisis de datos, análisis de capacidad, checklist o círculos de calidad.

En los últimos mencionados, la idea principal es identificar las causas de un problema y luego emplear las mejores soluciones, siempre con el objetivo claro: escalar la producción.

Elegir el mejor método de producción

Debes saber que no hay una sola respuesta, ya que todo dependerá de tu forma de trabajar, la estrategia que utilice tu empresa, la capacidad financiera, cuán versátil es la empresa, la escala y el volumen de la producción…

Entonces puede variar de una forma a otra, según lo que requiera  tu negocio, por el hecho de que podrías necesitar producción intermitente o muy bien producción continua. Ambas pueden ser convenientes (o no), es solo analizar cuál es la que tu empresa necesita.

Control óptimo del inventario

Como último consejo, te recomendamos controlar el inventario. Con esto podrás no solo gestionar mejor tus almacenes, sino saber cuál es el punto óptimo y en qué momento debes escalar tu producción.

Existen distintas formas para que obtengas los óptimos resultados:

  1. Tener los registros exactos
  2. Trabajar con informes en tiempo real.
  3. Ten una buena administración, con lo que respecta a tus proveedores.
  4. Siempre calcula el stock de seguridad según el nivel de servicio al cliente que ofreces.
  5. Es mejor automatizar tanto como te sea posible
  6. Minimiza el tiempo de acción del proveedor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.